Campero: "los trabajos rurales no son menos contaminantes que un bar con tres mesas afuera"

El intendente cuestiona a la Provincia por la lenta flexibilización de actividades. “Decían que los shoppings se iba a abarrotar y no hay ni 30 personas”.

29 May 2020 Por Martín Soto

El intendente Mariano Campero (Juntos por el Cambio) se expresa disgustado con la postura rígida que sostiene el Comité Operativo de Emergencia (COE), el equipo interdisciplinario que encabeza el gobierno de Juan Manzur para evaluar y tomar decisiones en el marco de la pandemia de covid-19. Insiste en que no se debe pensar “salud o...”, sino en “salud y...”. “Hay que aprender a convivir con el virus; hay que pensar un equilibrio entre salud y economía”, explica en comunicación telefónica con LA GACETA.

Con 70 días cumplidos del aislamiento social preventivo y obligatorio, decretado por la Nación, el jefe municipal de Yerba Buena remarca que es imperioso que el COE, que viene habilitando actividades paulatinamente, abra más el grifo de flexibilidades y salpique también a rubros importantes para su ciudad, como la gastronomía y el deporte. “Hay muchas familias detrás de estos trabajos”, insiste.

Campero, de 37 años, se apoya principalmente en cuatro hechos para sostener su pedido:

• La ciudadanía ha tomado conciencia de la enfermedad.

• La Provincia sostiene que no hay circulación de coronavirus.

• Salud Pública informa que están controlados los accesos.

• La situación económica es asfixiante.

Remarca, también, que su municipio fue el primero en cerrar los bares y en disponer el uso de barbijos en la vía pública. “Si hay conciencia, podemos ir abriendo. Con horarios y con protocolos; no quiero ser (Jair) Bolsonaro, al contrario”, aclara el radical, que fue reelecto en el cargo en 2019 (con casi el 43% de los votos).

El intendente de la “Ciudad Jardín” considera que el COE está perjudicando a miles de familias por la tardanza en permitir nuevas aperturas. “La Provincia decía que los shoppings se iban a abarrotar de gente y hoy no hay ni 30 personas; la gente sabe que no tiene que salir. Entonces, ¿cuánto tiempo hemos perdido? ¿Cuántos comercios se han fundido? Estamos conversando todos los días con miles de vecinos desesperados”, desarrolla.

Tres mesas para dos

El jefe municipal de Yerba Buena afirma que no tiene explicaciones para dar cuando un profesor de golf o de tenis, por ejemplo, piden autorizaciones para dar clases, y no puede otorgarlas porque el COE no las avala todavía. A su vez, explica que cuando habla de reapertura de bares, se refiere a pocas mesas, aisladas y al aire libre. “No nos imaginemos los bares llenos; esto va a ser muy gradual”, insiste. Y agrega: “todos los trabajos rurales hoy están habilitados, y me parece muy bien, pero no son actividades menos contaminantes que un bar con tres mesas afuera para dos personas”.

Campero cuestiona que Manzur y su equipo planteen el problema viral desde un modo estrictamente sanitario, pero entiende que hay otros elementos que se deben considerar. En ese sentido, hace una analogía con un tanque de combustible y alega que miles de familias “ya agotaron sus reservas” tras 70 días de confinamiento, por lo que les sería imposible subsistir aislados durante más tiempo. “¿Con qué resto van a ir a un segundo confinamiento que podríamos tener después? Ese es el punto”, arremete.

El intendente radical hace hincapié en que, científicamente, no hay certezas acerca de cuánto tiempo más habrá que cuidarse del coronavirus. “Nosotros vamos a convivir dos años o un año y medio con el virus. Incluso Manzur dijo hasta que será hasta que esté lista una vacuna. Eso sería un poco más (de tiempo). Sabemos eso. Entonces, ¿cuál es el planteo de Manzur? ¿Cerramos por dos años? El mío es: abramos todo con protocolos y con horarios. Pero no podemos perder más tiempo para poner a la actividad económica en pie o para tener mínimo de oxígeno”, subraya.

Por último, Campero traza un paralelismo con lo que ocurre en Salta y en Jujuy, que están en fases más avanzadas. La segunda provincia, incluso, ya habilitó el turismo local y ultima detalles para la vuelta a clases. Por ello, opina que Tucumán debería tener una visión más regional y realizar acuerdos y controles con los Estados vecinos para firmar convenios que favorezcan el turismo en el NOA, en especial ante la cercanía de las vacaciones de invierno.

Comentarios