“Creo que fue un homicidio agravado; pero se investigará si no fue una desaparición forzada”

La abogada de la familia Espinoza contó cómo fueron las horas siguientes al hallazgo del cuerpo y sobre el avance de la causa.

25 May 2020

La investigación por la muerte del trabajador rural Luis Armando Espinoza sigue su curso, luego de que el cuerpo del simoqueño de 31 años, fuera hallado en un acantilado de La Banderita, provincia de Catamarca. La abogada Cinthia Campos, quien asesora jurídicamente a la familia Espinoza, brindó algunas pautas sobre cómo podría continuar la causa.

-¿Qué pasó durante las horas posteriores al hallazgo del cuerpo?

-Uno de los hermanos de Luis se descompuso y quedó en observación en el hospital de Concepción; después, todos los hermanos fueron juntos hasta Rodeo Grande, donde vive la madre, para darle la noticia porque no querían que se enterara de otra forma. Esa mujer está sin consuelo.

-¿Qué resultados brindó la autopsia?

-El sábado terminamos de hacer los trámites de la morgue judicial para que nos entreguen el cuerpo. Estuve presente durante la autopsia esa mañana; quería presenciar la primera etapa, donde corroboraron las huellas dactilares, la lengua y uñas de Luis Espinosa. El cuerpo estaba en estado de composición, a pesar de que despedía olor, ya que la muerte fue hace días. Ayudó mucho el clima frío de los últimos días y la zona donde se encontraba.

-¿El cuerpo mostraba daños?

-No se lo pudo velar a cajón abierto porque la mitad de la cara quedó desfigurada, casi en estado esquelético. Consideramos que esto lo ocasionó algún carroñero u otro animal del monte; pero aún falta que se confirme oficialmente eso. Lo que digo lo sustento en base a lo que vi al momento de la apertura de la bolsa mortífera y de las fotografías que se tomaron en el proceso.

LUTO. Allegados despidieron a Espinoza en la capilla de Villa Chicligasta. GENTILEZA ALBERTO LEBBOS

El cuerpo estaba desnudo, sólo tenía puesto un calzoncillo. Evidentemente los asesinos le sacaron toda la ropa, incluyendo el calzado. Estaba envuelto en una colcha y en una bolsa de nylon blanca.

-¿Hay evidencia de que pueda haber muerto de un disparo?

-Sí, el cuerpo tiene al menos un impacto de arma de fuego, al parecer en la zona de la axila.

-¿Cómo continuarán con la investigación de la causa?

-La causa va a seguir su curso hasta el juicio oral, porque pretendemos llegar a una condena firme y que cada uno de los imputados responda por el grado de participación o responsabilidad que haya tenido. Seguramente todos serán condenados, aunque no sé si todos recibirán la misma condena, ya que algunos recibirán pena por encubrimiento agravado, mientras que otros recibirán la sentencia por haber disparado y por haber escondido el cuerpo.

-¿Están al tanto de qué participación tuvieron los policías detenidos?

-Todavía no tuve acceso a las declaraciones de los detenidos como para conocer eso o encontrar un motivo para realizar este hecho. Hasta el momento nadie sabe por qué lo hicieron, y es lo que todos nos preguntamos.

Queda mucho por saber, muchas cosas se van a conocer en el transcurso de estos días así que habrá que continuar trabajando para estar al tanto de todos los resultados de las pericias y de las búsquedas.

-¿Qué herramientas utilizaron para hallar el cuerpo de la víctima?

-Se llega a la pista de la zona fronteriza con Catamarca por la declaración de los dos policías que se quebraron. Desde el miércoles se lo venía buscando en la zona de Alpachiri. Debo aclarar también que si bien estuvieron presentes el ECIF y el Grupo Cero, entre otras divisiones, quien encuentra realmente a Luis Espinoza es su propio hermano, Manuel.

Por suerte los familiares insistieron en participar de la búsqueda. En principio no se les permitía el ingreso a la zona ya que eran casi 200 personas que llegaron hasta Concepción para tratar de encontrar a Espinoza. Era peligroso porque podían llegar a perderse o caerse en el cerro. Finalmente se les permitió el paso a algunos que se fueron dividiendo en grupos de cuatro personas, acompañados por alguna autoridad.

-¿Alguna tecnología fue importante para que se encontrara el cuerpo?

-Es probable que hayan contribuido los softwares, los drones y los elementos de rastreo. Pero lo cierto es que ya se tenía el dato de que había que buscar en la zona conocida como La Banderita, y no continuar subiendo rumbo a las Estancias, por ejemplo. Lo llamativo es que los asesinos cruzaron todos los controles vehiculares, incluyendo el límite con Catamarca,

-¿Cree que hay otros implicados en el crimen?

-Pensamos que puede haber algo más, porque realmente no hay una explicación lógica a lo que pasó. Por eso queremos que se investigue a todo el personal policial, desde la plana más alta hasta la más baja. Por eso se está haciendo hincapié en los celulares. Extraoficialmente, se cree que fueron cuatro los policías que participaron del traslado hasta el lugar donde arrojaron el cuerpo, y se cree que habrían dejado los teléfonos celulares en la comisaría para evitar ser rastreados por las antenas.

-¿El avance de la investigación significó un alivio para la familia Espinoza?

-Es un consuelo para la familia que se haya encontrado el cuerpo. Se confirma la muerte de la persona, pero es un alivio entre tanta tristeza poder darle cristiana sepultura a Luis y que su madre tenga dónde llorarle. Es una mezcla de sentimientos. Si no se hubiera hallado el cuerpo hubiese sido mucho peor por el hecho de no saber lo que pasó realmente. Haberlo encontrado implica que el cuerpo nos dirá cuando murió y la causa de la muerte.

-¿Fue un caso de desaparición forzada?

-Yo presumo que se trata de un homicidio agravado, pero se seguirá investigando para determinar si no se trató de una desaparición forzada.

El adiós a espinoza: multitudinaria despedida

El cuerpo del obrero rural fue sepultado en el cementerio de Villa Chicligasta, cerca de sus afectos. “Los niños pedían por su papá, pero no se lo pudimos traer con vida. Nunca nos imaginamos que fueran a tirar su cuerpo tan lejos”, señaló Patricia Cuevas, cuñada de la víctima. “Generó conmoción ver el llanto desconsolado de los niñitos y de su familia”, dijo Alberto Lebbos.

La madre: “quiero perpetua para los 11”

En la tarde de ayer, luego del entierro en Villa Chicligasta, los familiares de Luis Espinoza y otras 50 personas se movilizaron hasta la comisaría de Monteagudo para pedir justicia por el crimen del trabajador rural. “Quiero perpetua para todos ellos, fueron 11 y todos cómplices porque ninguno tuvo corazón para decirnos ‘fulano lo ha hecho’. Lo mataron a mi hijo como si fuera nada. Que esto no quede en la nada”, reclamó Gladys Beatriz Herrera, mamá de Luis. El nuevo comisario de Monteagudo se disculpó en nombre de la Policía, en medio de la marcha.

Temas

Coronavirus
Comentarios