!-- /1418175/lgt_nota_topbanner -->

Se plantaron para esta zafra 2.000 ha más de caña que el año pasado

El dato sobre el mínimo crecimiento surge del relevamiento que realizó el INTA Famaillá, mediante el uso de herramientas satelitales.

23 May 2020

El laboratorio de Sistemas de Información Territorial del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Famaillá, al igual que en años anteriores, relevó la superficie apta para cosechar con caña de azúcar durante la zafra 2020. La información fue obtenida mediante procesamiento de imágenes satelitales, provistas por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales de Argentina (Conae).

En la tabla se presentan los resultados del inventario de las áreas cultivadas con caña de azúcar en Tucumán para la actual campaña 2020, en comparación con la zafra del año pasado y con la variación interanual a nivel departamental. Luego se muestra la cartografía digital obtenida, que permite observar la distribución del cultivo a nivel departamental para este año.

Análisis

En los gráficos se observa la variación de la superficie implantada con caña en los distintos departamentos de la provincia, tanto en términos absolutos en hectáreas cultivadas (Grafico 1) como en su variación relativa (Grafico 2).

La superficie final relevada con el cultivo de caña para la zafra de este años es de 260.811 hectáreas. Los valores registrados muestran un ligero aumento de un 0,8%, respecto de la zafra pasada, con 1.960 hectáreas que se incorporaron al cultivo en Tucumán.

Incrementos

Siete departamentos incrementaron su superficie plantada en la actualidad; entre los que se destacan Simoca, Burruyacu, La Cocha y Graneros. Los aumentos se deben a nuevos lotes habilitados para caña o a sectores que tuvieron otros usos agrícolas durante campañas anteriores y se reincorporan a caña en la zafra actual. El caso más puntual es Simoca.

Disminuciones

Por otra parte, en seis departamentos disminuyó la superficie. La reducción de área más significativa se concentra en Lules y Alberdi, donde la situación se explica a partir del cambio de uso a otros cultivos, como soja, citrus y hortalizas.

Resulta importante advertir que durante la zafra pasada la rentabilidad de la actividad sucroalcoholera siguió comprometida por la falta de actualización del precio del azúcar, en relación al incremento de los costos. Como en campañas anteriores, las renovaciones se hicieron entre productores y empresas de base diversificada y mayor escala, lo cual les permite absorber la baja rentabilidad del sector cañero de los últimos años. La recuperación pronunciada del precio del azúcar se produjo a mediados de diciembre, cuando ya había cerrado la campaña de plantación.

Tecnología utilizada

Los datos satelitales para realizar el cálculo de superficie cultivada con caña de azúcar para el presente año se obtuvieron del satélite Landsat 8 (NASA). Los sensores satelitales adquirieron la información entre enero y abril. Se realizaron procesamientos parciales a nivel departamental de las distintas escenas satelitales para poder obtener la información.

Los sensores pasivos miden la energía en la región óptica del espectro electromagnético. Se trabajó con valores de reflectancia y con correcciones a tope de atmosfera para cada imagen, con un compilado de bandas que comprenden el visible, el infrarrojo cercano y el infrarrojo medio para cada una de ellas. Se realizó un “merge” entre clasificación no supervisada y supervisada usando Áreas de Interés (ADI). Los programas utilizados para el procesamiento de las imágenes satelitales fueron QGIS (Open Free) y el Semi-Automatic Classification Plugin (SCP), obteniéndose capas vectoriales con superficie cubierta con caña, información que será posteriormente incorporada en la web del INTA.

Comentarios