Triatlón virtual: nadaron sin agua y sin pileta

30 Abr 2020
1

El aislamiento preventivo social obligatorio, paradójicamente, dejó en libertad la creatividad. El triatlón virtual lo demostró. Tanto Belén como Gustavo Bardin no querían perderse la curiosa experiencia, así que el ingenio los llevó a hacer uso pleno del reglamento que no exigía absolutamente nada, más que hacer el gesto deportivo de cualquier estilo de nado. Belén puso con firmeza dos troncos en el piso de su galería, apoyó su estómago en ellos. Por si algo le molestaba en los ojos, no sólo se puso antiparras, sino todo un equipo de snorkel. Y, para garantizar mayor velocidad, unas patas de ranas. De fondo, no había inmensidad de aguas abiertas, Belén tenía el asador al costado. Para sentirse más en ambiente, con unas cartulinas celestes, simuló un par de olas.

No sólo de manera individual es que Luzuriaga participó, también una semana antes había participado con su familia en la modalidad equipo. Allí quedó sorprendida con la participación de los Bardin, de Necochea. “Hacemos atletismo asistido y corremos todos los 10k en la ciudad”, le contó Gustavo a LG Deportiva. “Mi hijo Damián tiene un problema neurológico. La última carrera que hicimos fue de noche: con el carro tiramos 10k hacia el lado del mar”, comentó. Fue igual de impactante, pero mucho más divertido el modo en que resolvieron el no tener pileta en la casa de la costa argentina. En el video de Facebook se puede ver cómo, sobre una lona turquesa, Martín, otro de los hijos de Gustavo, ejecuta los movimientos del estilo crol.

También como Belén, simularon olas con cartulinas y con unos buenos baldazos le dieron la sensación de nadar en aguas turbulentas a “Tincho” durante cinco minutos. Y más todavía: le ataron un gomón ¡con Damián adentro! para darle más realismo y sienta que estaba en un dique. Por ese despliegue se llevaron el primer puesto.

Temas

Coronavirus
Comentarios