Protagonistas ante la pandemia: “Abuelo” hizo un buen ejercicio mental

Gallardo, sin sacarse la “bici” de la cabeza, descubrió rincones del hogar que no tenía presentes.

27 Abr 2020 Por Mariana Apud
2

FUERTE. “Abuelo” no dejó el entrenamiento físico. Para fortalecer sus brazos hizo flexiones elevado del piso. Usó latas de bebidas “fresquitas y llenas”, según contó.

“Cambié un foco del pasillo que hace dos años estaba quemado”, contó José Luis Gallardo. Hoy, él dará un paso adelante en medio de la pandemia, porque la empresa en la que trabaja retomará las actividades. “Nos darán barbijos que nos durarán cinco días, habrá túneles de desinfección para vehículos y personas, normas en el comedor para almorzar y cenar con el debido distanciamiento. Será un cambio muy grande”, reconoció.

El foco es lo primero que se le viene a la mente cuando tiene que detallar qué lo obligó a hacer el aislamiento social preventivo que de a poco se va flexibilizando. “Empecé a descubrir rincones del departamento que nunca los había observado. Empezás a ver cuántas cosas has mirado y no has visto nada. Tiene que pasar algo así para empezar a hacer las cosas uno que tiene relegadas por el ritmo de vida”, dijo Gallardo.

EN EL BALCÓN. Con su mujer, Sarita, Gallardo pudo tomar mate más seguido.

Una pausa tan prolongada no está en la naturaleza de él. Al menos, no en su deporte. El hombre es un animador de la Copa Tucumana de Descenso. Compite también a nivel nacional e internacional. Es el rider de más edad en el torneo local con 57 años y, extraoficialmente, debe serlo en el país. No podía ser otro el apodo que sus colegas más jóvenes le pusieron: “Abuelo”.

El descenso implica bajar con la bicicleta por la montaña, a la mayor velocidad posible, esquivando los accidentes geográficos del terreno y también los obstáculos artificiales que se colocan. En el descenso, tiempo para mirar al detalle no hay, por eso no llama la atención que “Abuelo” recién ahora, en un aislamiento en su hogar, haya notado el foco quemado. El modo de vivir que impone la pandemia nada tiene que ver con su deporte. “Había otras luces que lo reemplazaban, pero era algo que no requería más que subirme a la silla y cambiarlo”, explicó.

La covid-19 vino a sacarle complejidad a la vida de “Abuelo”, pero también le quitó lo que más le gusta y lo obligó a renunciar al objetivo del año. “Ojalá pronto se pueda volver a hacer esas bajadas hermosas. Venía con un entrenamiento durísimo porque quería estar en Francia, en agosto. Aunque todavía no está cancelado, con alto dolor, ya tomé la decisión”, lamentó Gallardo que apuntaba a su sexto mundial Master. “Salía a entrenar todos los fines de semana y todos los días iba al gimnasio. Queda para el próximo año porque quiero seguir compitiendo a nivel mundial”, anheló.

En 2021 Gallardo tendrá 58 años, quedará a dos años de ingresar a la población de riesgo que es afectada por la covid-19. El virus, es cierto, no hace distinción de ningún tipo, afecta a todos. Gallardo, un deportista de alto rendimiento, es consciente de ello. “Los que practicamos deportes, sí, tenemos el cuerpo más fortalecido para poder soportar el virus, pero no estamos libres de que la situación no se nos agrave”, explicó el rider que empezó con el deporte a los 45 años. “Hay que meterle con la actividad física”, arengó a aquellos que piensan que de adultos es más complicado empezar una práctica deportiva. “Es un pilar más para combatir, no sólo este virus, sino todo tipo de enfermedades. No hay que tener miedo, pero sí hay que tener cuidado porque cada cuerpo es diferente”, recomendó.

En lo que va de la pandemia, como todos, “Abuelo” tuvo tiempo disponible. Leer y ver videos lo llevó al encuentro de ejemplos que lo movilizaron. “Vi gente que le falta una pierna, un brazo, incluso medio cuerpo, y lo mismo siguió haciendo el deporte que le gusta. Les recomiendo que después de ver esos videos, se paren frente al espejo y se miren. Piensen que muchos lo tenemos todo y no somos capaces de decir: ‘voy a salir a dar la vuelta a la manzana’. Así que a darle duro para adelante. Esta situación que se vive es una más y hay que esperar, esperar que los grandes genios encuentren la vacuna para que podamos salir adelante”, aconsejó “Abuelo”.

Temas

Coronavirus
Comentarios