La ATT le presentó al municipio de Yerba Buena un minucioso plan de trabajo

Un protocolo para salir adelante.

25 Abr 2020

La pandemia de coronavirus sigue y seguirá hasta vaya uno a saber cuándo. Consciente de ello, la Asociación Tucumana de Tenis (ATT), casi como armando una cruzada, empezó a entender que habrá que convivir largo tiempo con la situación que mantiene en pausa, entre otros actores del “deporte blanco”, a los profesores. Cuando el presidente de la ATT, Augusto Árquez, convocó, respondieron todos.

La covid-19 no hace diferencia alguna: todos los profesores, hayan o no apoyado políticamente a la institución, están en la misma y necesitan volver al trabajo. “Protocolo Sanitario para funcionamiento de canchas de tenis en el Municipio de Yerba Buena-Tucumán-Argentina” es el título del documento que, con firma de Árquez, fue presentado al intendente de esa ciudad, Mariano Campero.

Ese encabezado es quizás, no sólo para Árquez sino para cualquier directivo de un deporte, el menos pensado que iba a tener que leer en la hoja membretada de su institución. “El protocolo fue diseñado por varios profesores que tuvieron en cuenta las recomendaciones realizadas por las autoridades sanitarias. Con esa información, nos pusimos de acuerdo y lo redactamos”, explicó Árquez.

Las reuniones se realizaron vía la aplicación virtual Zoom, mientras que las consultas a los expertos médicos se hicieron telefónicamente. La ATT fue primero a la zona de la provincia donde hay más canchas de tenis: Yerba Buena, con 72. La intención es que el protocolo forme parte de las medidas que Campero desea implementar en el municipio y que ya solicitó sean tenidas en cuenta por el Ministerio del Interior. “Con protocolos tenemos que buscar el equilibrio”, fue el análisis que Campero hizo hace pocas horas en Buen Día, uno de los programas de LG Play. “Esa será la vía para garantizar un funcionamiento mínimo de la economía. ¿Qué probabilidad de contagio hay en una clase de tenis en la que el profesor está a casi 30 metros y el alumno ni siquiera toca la pelota porque es el profesor el que lo hace? Esto no quiere decir que se vaya a liberar el tenis, se hará de a poco. Pero primero se piensa en los ‘profes’, para que puedan sobrevivir porque esa es una actividad del día a día: no dan clases y nadie les paga”, analizó Campero.

ESTRICTO. Los jugadores tendrán un área segura demarcada en la cancha.

La expectativa de quienes confeccionaron el inédito protocolo deportivo es que, de a poco y siguiendo el análisis de los resultados sanitarios, las medidas sean adoptadas en toda la provincia. Ese sería el comienzo a una solución progresiva para que los profesores retornen a la actividad que significa su principal fuente de ingresos.

Una nueva “casa”

La covid-19 obligó a cambiar muchos hábitos, a escuchar nuevas palabras y hasta crear nuevos conceptos. Es el caso en uno de los apartados sugeridos en el protocolo de la ATT en que queda establecido el espacio “casa” del jugador. La definición citada en el documento establece: “representa el lugar ‘seguro’ para cada alumno o jugador. Idealmente allí deberá haber una silla para que el alumno deje sus pertenencias. Además, de organizar una entrada en calor o similar, el alumno trabajará desde su área exclusivamente. Desde el espacio ‘casa’ numerado, el alumno podrá realizar cualquier tipo de trabajo físico o juegos utilizando el espacio que tiene delante de sí mismo”. Los hábitos sanitarios que se establecen en el protocolo serán, al principio, para encuentros de tenis de singles y para clases individuales impartidas por un profesor.

Comentarios