Vende mates y durante el aislamiento se dispararon las ventas

Dos pilotos tucumanos tienen un negocio online que no decayó pese a la crisis.

18 Abr 2020 Por Mariana Apud
2

POR DIVERSIÓN. Frías y su pareja se vistieron de pilotos. Un momento distinto en el aislamiento que viven junto con los padres y los hermanos del corredor.

Hace pocos meses, Gonzalo Frías, uno de los dos pilotos tucumanos que compite en la Fórmula Renault Plus, había comenzado un negocio virtual de venta de mates. Justo cuando los especialistas fueron aumentando las recomendaciones para que disminuyera la propagación del covid-19. No compartir el mate fue una de ellas. ¿Si Gonzalo y Elena Mateo, su pareja y socia, se miraron con los ojos abiertos y con cara de susto? Sólo vale responder que el virus continuó latente, pero ellos siguieron con lo suyo. “Estamos en nuestro mejor momento”, diagnosticó el alberdiano.

Para Mates GyE (el nombre es por las iniciales de los enamorados) el negocio se potenció. “El mate es una costumbre y algo fundamental en cada casa de Argentina”, indicó Frías. El análisis en frío, sin recurrir a teorías de marketing, sería: dejar el mate no es opción para la gente y tampoco se generó una paranoia que lleve a descartarlo. Comprar uno por cada persona, para no compartirlo, es la alternativa. El hábito, casi ritual en esta parte del mundo, se mantendrá.

Pese a la pandemia que tiene al mundo lleno de incertidumbre, Frías decidió apostar aun más por el emprendimiento. “Es un momento muy particular que nadie se esperaba. Ni los países más preparados. Culturas bastante avanzadas no han podido combatirlo. Me pareció increíble esto. Y también es para destacar cómo lo ha llevado Argentina”, elogió.

Tiempo

“Es factor fundamental el tiempo que tienen las personas, que lo pasan con algún dispositivo conectados a las redes sociales. Están viendo constantemente productos que se ofertan”. Esa es la razón más firme que Frías tiene como generadora de la mejora para Mates GyE. “Todo fue llevando a que el negocio vaya mejorando”, remarcó el alberdiano.

Los días de aislamiento los pasa en la casa de sus padres, en el sur tucumano. Reconoce que le cuesta estudiar con esta realidad. Sí el emprendimiento online se lleva con entusiasmo la mayor parte del tiempo, aunque sigue sobrando. “Ni más ni menos”, respondió el piloto sobre la foto en la que aparece junto con su novia, ambos vestidos de pilotos. Hay tanto tiempo que “ya que estamos, nos pongamos el antiflama” fue la idea un sábado como para sonreír un rato. “A mí me encantó cómo quedamos y ella estaba chocha”, comentó Frías, que ganó por primera vez una carrera en diciembre.

La pandemia “atacó” la existencia de Gonzalo de distintas maneras. En el estudio frenó el buen ritmo con el que venía para completar la carrera de Ingeniero Electrónico. “Mi prioridad era conseguir el título. Esto me tira un poco abajo”, reconoció. En lo laboral, quedó en claro que no sólo se mantuvo, sino que mejoró. Y en lo deportivo, el golpe también fue duro.

“Estaba entusiasmado por conseguir el presupuesto con las empresas, pero las charlas quedaron truncas. Todos quedamos con el proyecto a medias y no se sabe qué puede pasar si se vuelve. El mundo está parado y hay serios inconvenientes con la economía, pero nunca se pierden las esperanzas”, destacó con optimismo Frías.

La última fue la vencida

En el autódromo “Oscar Cabalén” de Alta Gracia, Gonzalo Frías ganó por primera vez en la FR Plus. Fue en diciembre pasado, en el cierre del torneo. Frías corrió la temporada pasada, tras siete años.

Temas

Coronavirus
Comentarios