Deportes amateurs ante la pandemia: la creatividad se escapó del aislamiento

Gimnasios cerrados, clubes y centros de entrenamientos también. El aislamiento obligó a quedarse en casa. En muchos casos, seguir ejercitando el cuerpo hizo que la cabeza también haga ejercicio.

06 Abr 2020

Mariano Ferre: en todo el mundo

Para los nadadores no era ninguna novedad atarse a la cintura con una banda elástica la cámara de una bicicleta para nadar en piletas hogareñas y hasta en una Pelopincho tamaño extra grande que usa la holandesa Sharon van Rouwendaal campeona olímpica de aguas abiertas, en su tierra natal. “No tocás el tope y podés nadar bastante tiempo”, explicó Mariano Ferré, nadador de Asociación Mitre. La viralización nacional la generó Delfina Pignatiello, la última ganadora del premio Olimpia.

Carlos Pastoriza: la recomendación

Carlos Pastoriza Ferro viene de obtener el tercer puesto de su categoría en la última edición del Enduro del Verano en el que compiten más de mil pilotos en los médanos de Villa Gesell. Fanático del movimiento incesante, Pastoriza Ferro se las ingenia con el rodillo para la bici, alguna barra improvisada para fortalecer los músculos y la soga elástica para nadar en la pileta de su casa. El piloto, cuando entrena, no duda que la música es fundamental. “Sirve de motivación. Y con los videos, se pasa más rápido el tiempo en el rodillo. Nunca competí escuchando música, tampoco lo haría porque hay que concentrarse al 110 por ciento para conectar cuerpo, mente y moto”, dio el tip.

Guadalupe Muñoz: como en el lago, pero en casa

Si hay deportistas que le ganaron al aislamiento son los esquiadores acuáticos. Pese a que precisan de un espejo de agua y una lancha, los Muñoz, Miguel y Guadalupe, padre e hija, siguen practicando como si nada hubiera pasado. “Puse una roldana con una cuerda, un contrapeso y un manillar. De esa forma, simulamos la tracción de la lancha y hacemos las pasadas de Figuras con esa tracción. Tanto tomados de manos del manillar, como de pie con un arnés que envuelve al manillar”, sintetizó papá. La reja del amplio ventanal vendría a ser la lancha que para el esquí acuático se usa una específica, con velocidades determinadas para competir. Ambos forman parte de las selecciones argentinas y tenían como objetivo el Panamericano de noviembre.

Álvaro Abraham: más cerca del agua

“Estos ejercicios me acercan mentalmente al río”, cuenta con emoción Álvaro Abraham. Él es uno de los tanto kayakistas de aguas bravas triste porque la pandemia obligó a suspender la competencia más importante del año para la provincia: el Sosa Kayak Fest en Tafí del Valle. Para mitigar esa angustia el hombre de 37 años construyó una suerte de simulador de remo. Si bien el movimiento no es como el que realiza remando hacia los costados del kayak, alcanza para matar la ansiedad. “El mecanismo funciona con una cuerda guía que corre por dos poleas redireccionadoras. Esto permite elevar peso, en este caso bidones con cinco litros de agua. Se pueden hacer muchísimos ejercicios ubicando nudos en lugares estratégicos, inventando agarres con pedacitos de mangueras e intercambiando. El aislamiento me cortó la temporada de lluvias, esa que tanto esperamos”, lamentó Abraham..

Gonzalo Navarro: desmontable

Le suspendieron los Juegos Olímpicos para los que estaba en la recta final de preparación. El preolímpico de karate iba a ser en mayo en París, así que Gonzalo Navarro debía valerse de todo para poder entrenar. “La armé apoyando en una ventana y en una escalera un pedazo de hierro. Luego con una piola y un abroche até un bidón cargado con agua”, describió la construcción de una especie de bolsa de boxeo. “Usé un plumero con un resorte en su base para hacer una especie de ‘foco’ que tiene un movimiento de vaivén cuando lo toco. Eso me permite trabajar agilidad y reflejos”, instruyó sobre su otro invento. Todo es desmontable porque, como hace unos días, papá precisaba el espacio dónde estaba armada la bolsa.

Gustavo Cisneros desempolvó varias cosas

Cuando el aislamiento pintaba para obligatorio, Gustavo Cisneros armó el bolso y se fue a la casa de su madre. Amante de la montaña, el medallista Panamericano Junior 2010 en la especialidad descenso de mountain bike, vislumbró que podría usar el amplio patio para pasarla mejor. Y no contaba que tenía un par de elementos guardados que están haciendo los días más entretenidos en el encierro. “La compré hace dos años, cuando estaba de vacaciones y nunca la usé”, confesó Gustavito sobre el slackline. ¿Qué es? “Es como un zuncho de camión”, comparó el también endurista a la extensa banda de políester o nylon que se ata a dos puntos fijos. “En el patio, está agarrada en el pilar de la galería y al poste de la verja de la pileta”, describió. La práctica se está popularizando rápidamente en el mundo y es probable que, luego de recorrer un largo camino como lo hicieron deportes como el skate o el BMX, se convierta en displina olímpica. El encanto viene dado porque pone a prueba equilibrio, la estabilidad y la habilidad de quienes la practican. “Yo peso 86 kilos y mi hermano más chico, que es el capo del slack, pesa 70. Lo mismo creo que está muy relacionado con la habilidad más que nada”, analizó Cisneros. La pandemia que golpeó fuerte su agenda deportiva que incluía una carrera en Chile por el circuito mundial de enduro de mountain bike, también le recordó que tenía una bolsa de boxeo para descargar más energía.   .

Matteo Berreteni y Ale Palczewski: fuerza bruta y una novia “pesada”

¿Qué pueden tener en común Matteo Berrettini, número 8 del ranking mundial de tenis, y el jugador de fútbol americano de Illinoins, Alex Palczewski? Los dos aparentemente andan escasos de pesas o elementos tradicionales que les permitan entrenar la fuerza. “Sin excusas”, escribió el estadounidense en su cuenta de Twitter mientras se reproduce el video en el que tira una camioneta en la calle casi al ras del piso. “Dos maneras diferentes de vivir la cuarentena”, puso el italiano en su Instagram. La frase es acompañada por la fotografía de él “tirando” a su novia la también tenista Ajla Tomljanovicha, de Australia. Por la sonrisa de la dama, el aislamiento lo pasa mejor ella.

Temas

Coronavirus
Comentarios