La cuarentena del “Pulguita” Rodríguez: “estamos lejos de lo de Messi y Cristiano”

El futbolista hace la cuarentena en Simoca y cree que nuestro país no está listo para la rebaja de sueldos que implementaron en Europa.

05 Abr 2020
1

EL LADO BUENO. Rodríguez aprovecha la cuarentena para estar con su familia en Simoca, adonde llegó hace unas semanas.

En el mismo momento que se conoció la implementación de la cuarentena obligatoria por el covid-19 que obligó a parar el fútbol de la Superliga, Luis Miguel Rodríguez armó las valijas junto con su esposa Paula y sus hijos Milo y Bautista y dejó su casa en Santa Fe para venirse a Tucumán, precisamente a Simoca.

No es nuevo decir lo que le cuesta a “Pulguita” aceptar el desarraigo de su lugar de origen para estar radicado desde 2019 en Santa Fe mientras juega en Colón. Por eso, para actualizar ese viejo refrán que dice “no hay mal que por bien no venga”, desde la semana pasada se encuentra en nuestra provincia. Desde Simoca habló con LG Deportiva y contó cómo es su experiencia.

- ¿Cómo estás viviendo estos días de cuarentena?

- Dentro de todo bien, pero con preocupación. Estamos viviendo un momento tremendo que pone en peligro muchas vidas, por eso, cuando tuve la seguridad de que el parate iba para largo, con mi esposa decidí venirme a Simoca para estar junto a la familia. Quiero cuidar especialmente a mi ‘vieja’ (Beatriz) que es una persona que está en zona de riesgo, Además trato de aprovechar el encierro para estar con mis hijos, algo que no puedo hacer en pleno torneo. Sin duda, ellos hacen que sean más llevaderos estos días.

- ¿Qué análisis te deja esta situación?

- Una incertidumbre tremenda porque sabemos que está en plena ebullición y no sabemos cuándo y cómo termina. Como tengo una rutina que me dio el cuerpo técnico de Colón, me entreno todos los días tratando de mantener lo mejor posible el estado físico, aunque nunca se equipara a estar trabajando con el plantel. Lo más preocupante es que no sabemos cuándo se volverá a jugar, aunque lo más importante en estos momentos es la salud; es lo único que nos debe tener ocupados. Una vez que se pueda superar esto ya habrá tiempo para reprogramar todo. Cuando ves cuántos muertos hay te das cuenta de que es ridículo estar pensando cuándo vuelve el fútbol. Lo que me deja en cierta forma tranquilo es que a nivel nacional se tomaron rápidamente decisiones acertadas que permitirán que se afronte el tema con la mayor seriedad posible. Quedó demostrado que ningún país en el mundo estaba preparado para afrontar este tipo de pandemia.

- Sin duda este parate terminará complicando aún más la economía de los clubes, ¿sos consciente de eso?

- Obvio que sí, pero hace unos días nos pusimos en contacto con la gente de Agremiados y nos anticiparon que por ahora la cosa está normal. Sergio Marchi (titular del gremio) nos comentó que el sueldo del mes se pagará en tiempo y forma. Por ahora no se habla de una rebaja en los sueldos, estamos lejos de lo que hicieron (Lionel) Messi y Cristiano Ronaldo.

- Siempre estuviste en las movidas solidarias, ¿pensás hacerlo en este caso?

- Sí… Con mi hermana Karina, que es concejal de Simoca, estamos analizando la posibilidad de hacer algo por los más necesitados, por supuesto. Es bueno que algunos de ellos ya hayan tomado la decisión de donar parte de sus sueldos para ayudar a los más necesitados. Estoy esperando que se me solucionen algunos asuntos personales para ayudar al hospital de Simoca, que necesita algunos insumos.

Comentarios