Una guía ayuda a los médicos ingleses a tomar decisiones duras

Cómo actuar con pacientes de alto riesgo si el sistema se satura

03 Abr 2020
1

Las calles de Londres, desiertas. Fuente: www.eitb.eus

A medida que recrudezca la propagación de la pandemia de coronavirus en el Reino Unido, en los hospitales los médicos deberán tomar decisiones de vida o muerte y tendrán que dar prioridad a los pacientes que más probabilidades tengan de salvarse, sobre la base de una guía de ética que fue emitida ayer por la Asociación Médica Británica (BMA, por sus siglas en inglés).

La guía ayudará a los médicos que trabajan atendiendo a pacientes con covid-19, sobre las decisiones difíciles que probablemente enfrentarán si las unidades de cuidados intensivos colapsan.

La organización advirtió que a medida que se propague la pandemia, los médicos que trabajan en el Servicio Nacional de Salud (NHS) enfrentarán decisiones dolorosas sobre la prioridad de los pacientes que necesitan acceso a intervenciones que salven sus vidas ante la escasez de recursos.

“Los titulares son desoladores: un ‘tsunami’ de pacientes de covid-19 moviéndose inexorablemente hacia los hospitales de Londres y luego hacia el resto del Reino Unido. A pesar de los heroicos esfuerzos por aumentar la disponibilidad y reducir la demanda, puede llegar un punto en el que la pandemia simplemente sobrecargue las camas de cuidados intensivos, los respiradores y el sistema de soporte vital”, afirmó en un comunicado John Chisholm, presidente del comité de ética médica de la organización.

Desbordes y prioridades

“La orientación puede indicar cómo proceder. No puede evitar que las elecciones sean atroces o que los responsables de la toma de decisiones se vean afectados moralmente”, prosiguió.

Según Chisholm, previendo lo que puede pasar en las próximas semanas “si se requieren decisiones difíciles (que) los médicos saben que serán cuestionadas”.

“Habrá enojo y dolor y las personas que en circunstancias normales recibirían un tratamiento intensivo pueden, en cambio, recibir paliativos para favorecer a los que tienen más posibilidades de salvarse. Nadie quiere tomar estas decisiones, pero si los recursos se ven desbordados hay que tomar estas decisiones”, afirmó el profesional.

Para Julian Sheather, asesor especialista en Ética y Derechos Humanos de la Asociación Médica Británica, debido a la situación actual, la pregunta ya no es cómo podríamos atender las necesidades de las personas sino que pasó a ser “cómo podemos aprovechar al máximo los pocos recursos que tenemos”.

En cuanto a la atención médica, resaltó que es preferible salvar la vida de tres pacientes con mucho riesgo pero con más chances de sobrevivir, que un paciente con riesgo pero con una posibilidad baja de sobrevivir.“Este es el corazón del desafío de la moral”, expresó.

De todas formas, para la Asociación Médica Británica es necesario también un debate urgente y público sobre estos temas con el objetivo de garantizar que las personas comprendan la lógica detrás de estas decisiones difíciles que deberán tomarse en este momento sin precedentes.

El Reino Unido supera los 34.000 infectados por covid-19 y se acerca a las 3.000 muertes por esta pandemia que en un primer momento fue minimizada por el gobierno, que luego se vio forzado a tomar medidas de restricción de movilidad de los ciudadanos y suspender la mayoría de las actividades para evitar la propagación sin control de la enfermedad coronavirus. (Télam)

Temas

Reino Unido
Comentarios