“Habrá tiempo para disfrutar del fútbol”: Arce entiende que es momento de pensar en la salud

Arce extraña el calor de La Ciudadela, pero conserva la calma y piensa en el regreso.

03 Abr 2020
1

EL DESEO DEL “1”. Arce espera que pase rápido esta situación para poder volver a La Ciudadela a luchar por conseguir un nuevo ascenso con San Martín. la gaceta / foto de héctor peralta

La mayoría de los futbolistas que tuvieron la oportunidad de jugar en La Ciudadela quedaron impactados por el marco y el calor que se vive en un estadio mítico, que cada tanto recibe el elogio de la prensa nacional. “Bienvenidos al estadio más caliente del país”, supo decir, en una frase que quedó en la historia, el periodista de Fox Sports Gustavo López para graficar el estallido que generan en cada juego los fanáticos “santos”.

Ese marco feroz que impulsa hacia adelante siempre a San Martín y que también fue un pilar clave en la campaña que venía realizando el equipo dirigido por Favio Orsi y Sergio Gómez es algo que genera melancolía en cada persona con el corazón pintado de rojo y blanco.

Los hinchas extrañan ir a la cancha; los jugadores, el cariño que reciben en cada duelo como local. Pero por ahora no queda otra que esperar porque la pandemia de coronavirus detuvó la pelota y le puso paños fríos a la pasión. “Más allá de que todos tenemos ganas de ir a la cancha, hay cosas más importantes como la familia y los amigos. Le pido a los hinchas que se queden en sus casas y que cuiden a los que quieren; ya habrá momento de volver a La Ciudadela”, les pide Ignacio Arce, capitán y emblema “santo”, a sus fanáticos.

El “1” también sufre este parate. En su casa, cuenta las horas que faltan para terminar esta pesadilla, aunque sabe que no hay nada claro en esta pelea contra el enemigo invisible llamado covid-19. “Llega un momento en el que se hace pesado estar encerrado”, confiesa, explicando que no alcanza con tener obligaciones a la distancia. “Es duro no poder hacer la rutina a la que uno está acostumbrado. Pero no queda otra; hay que armarse de paciencia, quedarse en casa, cuidarse y respetar. Es difícil, pero la salud es lo más importante”, agrega.

Como el resto de sus compañeros, todos los días “Nacho” realiza el cronograma de trabajo indicado por el cuerpo técnico. No perder la forma es una de sus prioridades, aunque sabe que si bien ayuda, el trabajo que realizan no es suficiente para rendir en la alta competencia. “Más allá de que tenemos las rutinas, que estamos controlados por los ‘profes’ y que trabajamos al máximo, no es igual. Pero es lo que tocó”, se resigna sin pensar qué será del futuro inmediato. “Es complicado hablar; hoy todos tenemos que concentrarnos en cerrar el ciclo del virus”.

Los rumores de que podría darse por terminada de la Primera Nacional y que el ascenso “santo” podría oficializarse lejos de las canchas también llegaron a sus oídos, pero prefiere mantenerse al margen. El hecho de tener una revancha en la máxima categoría es algo que desvela a uno de los jugadores con mejor rendimiento en esta temporada, pero que le genera un sabor agridulce por el hecho de que, tal vez, no podrá disfrutarlo en el campo. “Quizás no sería lo ideal ascender de esa manera, sobre todo con la campaña que venimos haciendo, pero bueno, hay que esperar. Somos el equipo que mejor hizo las cosas, el que más puntos cosechó, el de mayor eficacia. Igual hay que esperar a ver qué decisión se toma”, asegura.

“Ojalá se dé el ascenso”, pide “Nacho”, contando las horas de volver a La Ciudadela para disfrutar del calor popular. “No sé qué pasará; es difícil que se vuelva a jugar porque encima los tiempos no darán. Hay que esperar”, se resigna.

Arce extraña a sus hinchas de la misma manera que estos añoran volver a Bolívar y Pellegrini, pero pide conciencia. “Hay que cuidarse, después habrá tiempo para volver a disfrutar del fútbol”.

Comentarios