Es falso que el nuevo coronavirus fue creado en un laboratorio chino y que Bill Gates financió su origen

Un programa emitido por C5N generó confusión.

02 Abr 2020
1

El programa “ADN TV” -que emite el canal C5N- mostró ayer un fragmento del programa “TGR Leonardo” del canal de la televisión italiana RAI del 18 de noviembre de 2015 en el que el presentador habla de un coronavirus creado en un laboratorio de China a partir de murciélagos y ratones y que podría afectar a seres humanos. Este video fue utilizado para señalar que el coronavirus actual “fue creado por el hombre”. El mismo fragmento circula desde hace varios días por WhatsApp y fue enviado al número de Chequeado (+54 9 11 3679-0690) para ser verificado. Sin embargo, todo esto es falso.

El experimento al que hizo referencia la RAI -y que ayer citó el informe de C5N- se había publicado días antes en la revista científica Nature. Sin embargo, la misma publicación explicó que el coronavirus del que hablan en el artículo publicado hace varios años no tiene nada que ver con el que está causando la enfermedad covid-19. Además, en un artículo más reciente sobre el origen del coronavirus señala: “Nuestros análisis muestran claramente que el SARS-CoV-2 no es una construcción de laboratorio o un virus manipulado a propósito”.

El mismo director de la cadena italiana, Alessandro Casarin, reconoció que se habían basado en la publicación de 2015 de Nature, y el propio programa “TGR Leonardo” abordó este año la equivocada relación entre el experimento de 2015 y la covid-19.

Tampoco hay evidencia de que el empresario estadounidense Bill Gates haya financiado el origen del coronavirus a través del “Evento 201”, contrariamente a lo que señaló el programa de C5N.  

La RAI se basó en un artículo que no habla del nuevo coronavirus

Hoy te voy a mostrar que el coronavirus fue creado por el hombre, en dónde fue creado y quiénes financiaron esta creación de la nueva pandemia. Hoy te vamos a mostrar absolutamente toda la realidad. Necesito que reflexiones, necesito que te des un tiempo para pensar que esto fue creado por el hombre y después vamos a ver para qué fue creado”, dijo el conductor de “ADN TV” Tomás Méndez antes de presentar el informe “Fue el hombre, no el murciélago” referido a la pandemia actual.

Luego, continuó: “En el año 2015 la televisión italiana, la RAI, puso un programa al aire donde te explicaba cómo se estaba generando el covid y, además de eso, quién lo financiaba”. E inmediatamente después se mostró al aire un fragmento de la televisión pública italiana, RAI, precisamente del programa “TGR Leonardo”, especializado en información científica, donde se habla de los resultados de “un grupo de investigadores chinos que injertó una proteína de superficie tomada de murciélagos en un virus que causa SARS derivado de ratones”, creando “un supervirus que podría afectar a los humanos”.

Ese informe de la RAI se emitió el 18 de noviembre de 2015. Días antes, la revista científica Nature había publicado los hallazgos de un grupo de investigación que había sido capaz de “infectar con coronavirus de murciélago directamente a los humanos (en lugar de necesitar evolucionar primero en un huésped animal intermedio)”. Pero el virus al que refieren en esa nota no es el que genera la covid-19.

Ante la desinformación generada por la mala utilización de ese estudio, Nature añadió una nota para aclarar que el coronavirus del que hablan en el artículo científico no tiene nada que ver con el que está causando la covid-19: “Somos conscientes de que este experimento se está utilizando como base para las teorías no verificadas de que el nuevo coronavirus que causa covid-19 fue diseñado en un laboratorio”. Y destacó: “No hay ninguna evidencia de que esto sea cierto; los científicos creen que un animal es la fuente más probable del coronavirus”.

De hecho, el 17 de diciembre de 2019, la revista Nature Medicine publicó otro estudio sobre el origen del nuevo coronavirus y el grupo de investigadores autores señala: “Nuestros análisis muestran claramente que el SARS-CoV-2 no es una construcción de laboratorio o un virus manipulado a propósito”.

Además, el periódico italiano Corriere Della Sera aclaró que “el mismo director del canal RAI, Alessandro Casarin” reconoció que programa “TGR Leonardo” se basó en la publicación de la revista Nature, pero que la misma revista aclaró que “el virus mencionado en el programa, creado en el laboratorio, no tiene relación con el virus actual que causa covid-19”.

Y el propio programa “TGR Leonardo” -en su emisión del 26 de marzo último- abordó la equivocada relación entre el experimento del 2015 y la COVID-19. Allí entrevistaron a Antonio Lanzavecchia, director del Instituto Bellinzona y uno de los investigadores que participó en el experimento de 2015. Lanzavecchia confirmó que la covid-19 es distinto al que se creó hace 5 años.

Maldito Bulo, medio de fact-checking español, y RTVE, verificaron este mismo video que también circula en otros países en forma de desinformación y lo desmintieron. 

La falsedad alrededor del evento 201

En otro fragmento del programa de “ADN TV”, se señala que el empresario Bill Gates “fue uno de los financistas del origen del COVID-19” y hace alusión al experimento “Evento 201”, donde supuestamente fue generado el coronavirus actual, pero esto también es una falsedad, como se explicó hace semanas en esta verificación.

Tal como explicó la Universidad John Hopkins a través de un comunicado, el “Evento 201” fue un “ejercicio de simulación de pandemia” realizado en Nueva York el 18 de octubre de 2019 junto con el Foro Económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates en el que no se hizo ninguna predicción sobre la situación actual del coronavirus.

Para el escenario, modelamos una pandemia de coronavirus ficticia, pero declaramos explícitamente que no era una predicción. En cambio, el ejercicio sirvió para destacar los desafíos de preparación y respuesta que probablemente surgirían en una pandemia muy grave”, explica la Universidad John Hopkins. Y concluye: “Aunque nuestro ejercicio de simulación incluía un falso y novedoso coronavirus, los datos que utilizamos para modelar el posible impacto de ese virus ficticio no son similares a los del nCoV-2019. No predecimos que el brote de nCoV-2019 matará a 65 millones de personas”.

Chequeado se comunicó con C5N, pero hasta la publicación de esta nota no recibió respuesta. En cambio, el periodista Tomás Méndez sí respondió pero lo hizo con artículos que no sustentan la veracidad de sus dichos.

Comentarios