¿Barricadas? El acceso a Yerba Buena sería más restringido

Concejales piden que se habilite un corredor seguro en avenidas y bloquear las calles internas.

01 Abr 2020 Por Soledad Nucci
1

MAYOR CONTROL. Las avenidas de acceso a Yerba Buena y las calles principales serían vigiladas por más agentes de fuerzas de seguridad. la gaceta / foto de josé nuno

El borrador va y viene a través de WhatsApp. Desde hace unos días, los concejales de Yerba Buena evalúan sancionar una ordenanza para restringir el acceso al municipio, a fin de mitigar la expansión del coronavirus. De prosperar, este cierre controlado entraría en vigencia de modo inminente y mientras dure la cuarentena resuelta por las autoridades nacionales. En la práctica, se habilitarían “corredores seguros” en las avenidas y ciertas calles principales y se bloquearían, con barricadas, el resto de las arterias que comunican esa ciudad con sus limítrofes. A los vecinos de los barrios privados Alto Verde o de los situados en la comuna de El Manantial -por ejemplo- se les pediría certificado de residencia o documentación que acredite su domicilio, a fin de que puedan circular.

Las rutas habilitadas serían vigiladas por fuerzas de seguridad. Además, se permitiría el paso de trabajadores y de provisiones (medicamentos, alimentos, artículos de limpieza, dinero para cajeros, combustible, etcétera). En rigor, la Policía y Gerdarmería Nacional ya están realizando esos operativos. Se sumarían los vigías de la Guardia Urbana Municipal. Además, la iniciativa prevé la puesta en marcha de controles de circulación internos. “Por momentos y sobre todo en las zonas comerciales, hay muchísima gente en la calle”, comenta el concejal Rodolfo Aranda. Ayer, planeaba hacer un recorrido junto al subdirector de Tránsito, Nicolás Juárez Dappe, para evaluar las implicancias de la potencial normativa, cuyo primer bosquejo fue elaborado por el edil peronista Marcelo Albaca. La adopción de esta disposición coloca a los concejales en una encrucijada: deberán reunirse. Aranda desecha la posibilidad de efectuar una sesión virtual porque duda de su legalidad. No obstante, aclara que no se permitirá la presencia de ningún espectador. Que se convocará solo a dos empleados. Que se mantendrá la distancia entre los presentes. Y que quizás aprovechen la ocasión para introducir una herramienta en su reglamento que les permita realizar un posterior encuentro vía teleconferencia (mientras dure el aislamiento). El peronista Héctor Aguirre no participará, ya que integra un grupo de riesgo.

Barbijos, desinfección y multas

En el cónclave establecerían otras restricciones, como exigir la desinfección de los locales comerciales y sus productos antes de las aperturas diarias, obligar a los ciudadanos a usar barbijos para hacer sus compras, obligar a los empleados a atender con barbijos y fijar la permanencia de una persona por cada 10 metros cuadrados. Idénticas medidas pedirían que se adopten en los bancos, con desinfección de cajeros y distanciamiento social.

La iniciativa ha sido conversada con el intendente yerbabuenense, el radical Mariano Campero. De hecho, planean conformar un comité de crisis, que estaría integrado por el jefe municipal, por ellos y por representantes de las fuerzas de seguridad, de organizaciones y de la sociedad civil. “Se hace imprescindible que el Gobierno municipal tome nuevas medidas para que no quedemos expuestos a casos de contagio autóctonos”, se lee en el borrador del proyecto principal.Como no existen faltas a la salud pública municipal, los concejales piensan introducir -primero- esa figura. Una vez que hayan dado ese paso, fijarán lo siguiente: quienes atenten contra la salud pública, al facilitar la propagación de enfermedades, serán penados con una multa que va desde los 1.500 a los 3.000 litros de nafta súper de la petrolera YPF. Es decir, desde unos $ 90.000 hasta unos $ 180.000.

Similar penalidad recibirán los comerciantes que exhiban o vendan mercaderías o servicios con precios superiores a los establecidos. Finalmente, serían sancionados económicamente aquellos que circulen por la vía pública sin respetar las normas dispuestas, como poseer un certificado habilitante.

Comentarios