La historia de dos tucumanos que regresaron en los últimos vuelos de repatriación

En 24 horas tuvieron que organizar su regreso al país, luego del cese de repatriaciones anunciado por Alberto Fernández.

31 Mar 2020
1

AEROPUERTO TUCUMÁN. ARCHIVO

Luego de la angustia llegó el alivio. Dos jóvenes tucumanos lograron regresar al país en los últimos vuelos de repatriación que dispuso el Gobierno. En diálogo con LA GACETA, describieron cómo fueron las horas previas a su regreso.

El miércoles 25, el presidente Alberto Fernández había anunciado que "por ahora los regresos" de argentinos que quedaron varados en el extranjero "estaban suspendidos", con la excepción de los mayores de 65 años y aquellos con riesgo de salud, lo cual despertó las alarmas de muchos.

"Fueron horas de mucha incertidumbre", cuenta Sebastián Lobo, quien salió del país el 19 de diciembre para trabajar en Miami, Estados Unidos. Su vuelta estaba prevista para abril pero el avance del coronavirus en el mundo truncó sus planes y tuvo que regresar antes.

"El 25 de marzo, que era el último día para poder tomar un vuelo, me fui a la medianoche al aeropuerto, sin saber si podía regresar. Consulte si quedaba un lugar y por suerte desde Aerolíneas Argentinas me dijeron que sí y pude volver", recuerda el joven.

Lobo sostiene que tuvo la suerte de comprar un pasaje con la aerolínea de bandera, ya que muchos de sus amigos continúan varados al tener boletos de empresas privadas.

"Desde aerolíneas me dijeron que si no tomaba ese vuelo no podía volver hasta el 13 de abril, así que tomé la decisión de volver ese día", relata Gonzalo Sánchez que se encontraba desde diciembre también trabajando en Nueva York.

Luego del anuncio del Presidente, trató de comunicarse con le aerolínea pero nadie le respondía, por lo que tomó la decisión de ir hasta el aeropuerto John F. Kennedy, para solucionar los inconvenientes y saber si podría regresar al país.

"Los vuelos fueron bastante tranquilos, todo el mundo estaba usando barbijos, nos dieron una bolsita con una toalla sanitizante y además tiraron un spray antes de despegar y en el aterrizaje, calculo que era algún desinfectante", contó.

Al llegar al país, recuerda, fueron sometidos a todos los procedimientos de control que aplica el Ministerio de Salud y les hicieron firmar unos papeles para informar si tenían algún síntoma compatible con el covid-19.

Ahora desde la tranquilidad de sus casas cumplen con la cuarentena obligatoria que el Gobierno dispuso.

Comentarios