Orlando aprovecha la pausa del deporte para recuperarse postoperación del hombro - LA GACETA Tucumán

Orlando aprovecha la pausa del deporte para recuperarse postoperación del hombro

El jugador de Jaguares trata de mantenerse activo a la espera de que la actividad se reanude.

30 Mar 2020 Por Federico Espósito
2

OBJETIVO. Orlando continuará con su rehabilitación hasta junio y luego podría volver a jugar.

¿Qué tienen en común Roger Federer y Matías Orlando? Que ambos eligieron el momento ideal para operarse de dolencias que venían arrastrando hacía tiempo. Mientras el deporte está en pausa indefinida a causa de la pandemia de coronavirus, ellos se recuperan en sus casas (el concepcionense del hombro y el suizo de la rodilla) y para cuando la actividad se reanude, los dos estarán en óptimas condiciones de volver sin haberse perdido gran parte de la competencia. “Sí, Roger me avisó y nos operamos”, bromea “Tostao” desde su departamento en San Isidro, Buenos Aires, donde debió quedarse a pasar la cuarentena. “Sí, puede ser que el parate mundial me beneficie, pero no lo festejo para nada. No puedo ir ni al kinesiólogo, estoy haciendo la rehabilitación solo en casa, porque tampoco pude volver a Tucumán. Me tuve que quedar acá, estoy a nada de tirarme por el balcón”, grafica en clave de humor su desconsuelo por no poder estar con los suyos en la “Perla del Sur”.

“Me operé el 6 de febrero. Pude volver unos días a Concepción, aproveché para que me malcriaran un poco, je, ya que no podía hacer mucho porque estaba con cabestrillo. El 23 de febrero tuve que venir a Buenos Aires para arrancar la rehabilitación con los kinesiólogos en Casa Jaguares. Venía todo bien, evolucionando a diario, hasta que la pandemia nos puso a todos en cuarentena. Así que sigo la rehabilitación mediante videollamadas y audios con el cuerpo médico de Jaguares. Ya puedo mover bien el hombro, cada vez con menos limitaciones. Para lo cotidiano estoy bárbaro”, cuenta.

Eso sí, de rugby todavía nada. “No volví a tocar una pelota y de momento tampoco tendría a quién pasársela, je, pero pronto tendré la autorización para hacerlo y habrá que buscar la forma. Por lo pronto, tengo un vecino en el edificio que es de Hindú, así que cuando se puede charlamos un poco de rugby desde los balcones”, relata.

Matar el tiempo

Matías admite que, si bien las rutinas de rehabilitación le ocupan una parte del día, tiene que darse maña para rellenar el resto. Y para eso, vale hasta un rompecabezas de 1.000 piezas adquirido por Mercado Libre. “Vamos a ponerle huevos, a ver hasta dónde llego. Es importante mantener la cabeza ocupada para que el día vaya pasando. Por ahí veo películas o series. Me enganché con “Vivir sin permiso” y “Elite”, pero ya las terminé. Y también estoy incursionando en la cocina. Soy bastante simple con mis menúes, pero cada día me la juego con algo diferente”, desmenuza su rutina “Tostao”. “El abastecimiento trato de hacerlo todo online. Casi todo me llega a la puerta, así que lo más lejos que salí en las últimas dos semanas fue a una despensa a comprar alcohol. En gel, por cierto”, agrega. Vale la aclaración.

Mantenerse en contacto con los afectos también ayuda a matar el tiempo durante el aislamiento. “Trato de estar conmunicado con las personas cercanas a mí. Interactuar un poco. Hasta llegué a hacer videollamadas y entrenar en simultáneo, cada uno desde su casa, rebuscándomelas para estar cerca”, explica.

OBJETIVO. Orlando continuará con su rehabilitación hasta junio y luego podría volver a jugar.

Ante la incertidumbre acerca de lo que pasará con la temporada 2020 del Súper Rugby, Matias opina: “me encantaría poder ver Súper Rugby, pero es una situación complicada. Quedarse en cada es la mejor forma de combatir este virus y ser solidarios con la sociedad. Así que espero que todos puedan hacer su parte para que esto acabe lo más rápido posible”.

Comentarios