En la Rural instalarán un centro de aislamiento con unas 130 camas

"Lo hicimos pensando en que era una obligación cívica y moral del sector agropecuario", dijo Sebastián Murga.

29 Mar 2020
1

AVENIDA DEL PERÚ 1.050. Allí se ubicará el centro de aislamiento.

Sebastián Murga, presidente de la Sociedad Rural de Tucumán (SRT), confirmó ayer a LA GACETA que autoridades estatales aceptaron la propuesta de la entidad, por lo que las instalaciones de avenida del Perú 1.050 serán readecuadas para el funcionamiento de un centro de aislamiento de pacientes con cuadros leves afectados por el coronavirus covid-19. Según las primeras estimaciones, allí podrán instalar unas 130 camas para la atención de contagiados.

“Habíamos acercado la propuesta al Gobierno de la Provincia y a la Municipalidad de Yerba Buena, a través del Ministerio de Salud. Se han enviado equipos de médicos, epidemiológicos y arquitectos para estudiar cómo se puede adaptar las salas de conferencia y los galpones. Luego de algunas reuniones, recibimos el llamado de una autoridad ministerial, que nos comunicó el visto bueno, por lo que en esas instalaciones se montará un centro de aislamiento”, remarcó Murga. Añadió que el Estado aportará los especialistas.

El titular de la SRT detalló que hay cuestiones técnicas a definirse -como la instalación de lo que serían unas 130 camas-, aunque en principio el objetivo sería que allí se efectúe una atención médica básica, en aislamiento; en caso de que los médicos lo consideren, se efectuará el traslado del paciente a un centro de salud público o privado.

“Lo hicimos pensando en que era una obligación cívica y moral del sector agropecuario. En la Sociedad Rural de Tucumán pensamos que esta era la forma de la que podíamos aportar desde nuestro lugar a la Provincia, frente a todo esto que está pasando”, indicó Murga.

Relató luego que, entre “tantas malas noticias”, se pudo apreciar “la generosidad de la población en general”, tanto por parte de ciudadanos como empresas, entidades intermedias y otros organismos. “De manera anónima se aportó desde dinero hasta materiales, todos elementos necesarios para poder instalar este centro de aislamiento. Esto es algo que nos servirá en todos los niveles, no sólo público sino también a las clínicas y los sanatorios. La parte privada también forma parte del sistema de salud, y en la epidemia todos los médicos, empleados de la sanidad, de limpieza, todos nos van a cuidar. Y los tucumanos mostraron su agradecimiento a través de la generosidad”, afirmó.

Advirtió que, como no hay certezas sobre cuál será el impacto de la pandemia en Tucumán, es probable que hagan falta elementos de bioseguridad. Aclaró que, para poder ser utilizados, esos insumos -barbijos, máscaras de protección, indumentaria, etcétera- deben respetar las especificaciones técnicas indicadas por el Ministerio de Salud. “Hemos montado talleres que están haciendo máscaras de protección; también camisolines y barbijos. Además, seguramente harán falta guantes de látex, alcohol en gel, rollos de papel y todos aquello que se utiliza en estos casos. En los galpones ya tenemos camas, colchones y sábanas, pero harán falta. Es importante destacar que deben ser de una plaza”, añadió.

Comentarios