El segundo test positivo sumó tensiones en la Legislatura

Pocos días después de la última sesión, celebrada el martes 17, Bussi dio positivo para covid-19. Ahora se sumó Canelada. Temen nuevos casos

28 Mar 2020

Dos casos de legisladores con covid-19. Otros dos test, a la espera de resultados. Empleados afligidos, atentos a posibles síntomas. La pandemia golpeó con fuerza a la Legislatura. Y además de generar contagios, el coronavirus crispó las relaciones entre los representantes del pueblo.

En medio de este clima, el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, ratificó la decisión de convocar a una sesión para las primeras semanas de abril, con el objeto de tratar temas urgentes. (Ver nota aparte)

Según fuentes oficiales, hasta el momento Ricardo Bussi (Fuerza Republicana) y José María Canelada (Unión Cívica Radical) son los únicos casos positivos de covid-19 en todo el Poder Legislativo.

REPUBLICANO. Bussi lidera el bloque de Fuerza Republicana. la gaceta / Foto Juan Pablo Sanchez Noli

Ayer, además, se practicaron los hisopados para su remisión al Laboratorio Malbrán (Buenos Aires) dos legisladores de la oposición, Federico Masso, de Libres del Sur, y Raúl Pellegrini, del Partido de la Justicia Social. Los resultados se conocerían en los primeros días de la semana próxima.

El lunes pasado, luego de que se conociera el caso de Bussi, Jaldo decretó el aislamiento obligatorio para los legisladores y el personal que hubieran participado de la última sesión. En total, serían unas 65 personas. Además de los representantes del pueblo, los empleados legislativos (asesores, mozos, trabajadores de Ceremonial) permanecen atentos a la fiebre y demás síntomas de covid-19.

Contagios

El último domingo, Bussi confirmó que le había dado positivo el test para coronavirus. Según explicó, había llegado a la sesión del martes 17 con síntomas de una gastroenteritis. Esa tarde, ya en su casa, pidió asistencia médica por un cuadro febril. Al día siguiente le practicaron el hisopado en boca y nariz. Bussi sospecha que se contagió en Tucumán, ya que había vuelto de un viaje a Brasil el 20 de febrero, y el virus no tiene tal perdurabilidad. Pese a ello, el opositor no logró identificar en principio cuándo ni dónde adquirió el coronavirus.

Tras el anuncio del republicano, Canelada pidió a la ministra de Salud, Rossana Chahla, que se le practicara el test. Según dijo, había compartido una reunión con Bussi antes de la sesión. Aclaró que, como es asmático y podía ser paciente de riesgo, se evaluó su estado de salud. El jueves se confirmó que era el segundo legislador afectado por el covid-19. Canelada aclaró que había regresado de un viaje a Europa el 28 de enero, por lo que tampoco se trataría de un caso “importado”. En una entrevista con “Buen Día”, el matutino de LG Play, afirmó que a su criterio había sido contagiado por Bussi. “Si tengo que buscar un nexo causal, no se me ocurre otra (circunstancia)”, expresó.

El republicano le salió al cruce. “No creo que sean tiempos de buscar culpables. Pero si (Canelada) dice que yo lo contagié, con el mismo derecho yo puedo sostener que fue él”, indicó el líder de FR.

En medio de esta polémica, el legislador oficialista Roberto Palina dio a conocer que la persona que le corta el pelo a Bussi también dio positivo para covid-19. Se trataría de una mujer que, según fuentes oficiales, no forma parte del plantel legislativo.

RADICAL. Canelada integra la mesa legislativa Vamos Tucumán. la gaceta / Foto Juan Pablo Sanchez Noli

En la Justicia federal

Al margen de las tensiones en la Legislatura, la Justicia Federal tramita un expediente por dos denuncias en contra de Bussi, formuladas -por separado- por los abogados Emilio Mrad y Fernando Valdez. El Poder Legislativo recibió un oficio del fiscal federal Pablo Camuña, quien está a cargo de la pesquisa preliminar. Jaldo confirmó dicho solicitud, y aclaró que será respondida ni bien la Legislatura vuelva a sus funciones.

En tanto, miembros del cuerpo indicaron que fueron citados por el fiscal federal para testificar. Si Camuña interpreta que el republicano pudo haber cometido algún delito contra la salud pública al asistir a la última sesión -Bussi afirma que en ese momento no tenía síntomas de coronavirus-, podría requerir a un juez federal la apertura de una investigación jurisdiccional, ya que los legisladores tienen fueros. En caso contrario, se archivará el expediente.

Comentarios