Detendrán a los que quieran ingresar a las villas turísticas

Los residentes ocasionales no podrán cumplir con el aislamiento en sus casas de descanso.

27 Mar 2020 Por Gustavo Rodríguez
1

Hace exactamente una semana, los comuneros de los Pueblos Originarios de El Mollar y de Tafí del Valle decidieron cortar la ruta 307 para impedir que los turistas y los residentes ocasionales se instalen en sus pueblos y así tratar de lograr que el coronavirus no se propague. Cuatro días después, por iniciativa de la fiscala Mónica García de Targa, la Policía se presentó en el lugar y les pidió que se retiraran. Cuando lo hicieron, los uniformados se hicieron cargo del puesto del control. Esa postal se repetirá en cada uno de los accesos de los principales centros turísticos de la provincia. “A las personas que se las encuentre circulando sin justificativos se las aprehenderá por violar la cuarentena y se les secuestrarán los medios de movilidad en los que se trasladan. También habrá sanciones para los que hagan piquetes sin autorización”, advirtió el jefe de Policía, Manuel Bernachi.

Raco, San Javier, Villa Nougués, Río Nío, San Andrés, El Mollar, Tafí del Valle, Amaicha, Colalao del Valle, camino a Las Estancias, San Pedro de Colalao y Colalao del Valle son algunas de las localidades que serán sitiadas por “retenes” como los llamó el titular de la fuerza. A ellos se agregan los municipios que por cuenta propia decidieron realizar esos tipos de controles. Las Talitas, Yerba Buena, Alberdi, Monteros, Concepción, Banda del Río Salí, Tafí Viejo y Bella Vista, entre otras.

“Se está coordinando con los intendentes y delegados comunales. Se trabaja en forma conjunta para evitar problemas. Estamos desactivando los piquetes que realizan los vecinos sin autorización. Ellos también, además de cometer un delito, violan el aislamiento, no sólo porque están fuera de sus casas, sino porque están prohibidas las reuniones de la gente”, comentó Bernachi.

El titular de la fuerza comentó que se busca evitar la movilización de tucumanos. “Se debe entender que no se puede continuar con el aislamiento en una casa de descanso o de veraneo porque eso significa que la persona deberá trasladarse de un lado a otro poniendo en riesgo su vida y, fundamentalmente, la de los demás”, destacó el jefe de Policía.

“Así como seremos exhaustivos al impedir el ingreso de residentes ocasionales en diferentes ciudades, también seremos totalmente permisivos con las personas que están autorizadas a trabajar o trasladar mercadería o producciones. Además, en cada uno de los retenes hay personal del Ministerio de Salud que colabora con los controles. Ellos se encargan de lo estrictamente sanitario”, agregó el titular de la fuerza.

Un poco de control

La fiscala García de Targa decidió tomar esta medida después de que se recibieran varias denuncias por los supuestos atropellos que se cometieron en la ruta que conduce a los valles. “Se constató que esas personas no estaban actuando bien. Entonces, para poner un poco de control, se decidió solicitarles que se retiren voluntariamente del lugar y que los policías de Tafí del Valle se hicieran cargo de evitar que los residentes ocasionales se instalen en sus casas de veranero. Todo debe hacerse de manera regular para evitar todo tipo de inconvenientes”, señaló.

Hace unos días, una joven oriunda de Río Nío denunció a través de las redes sociales que policías y vecinos de la zona habían instalado un piquete sin ningún tipo de autorización. Señaló además que cobraban para que los dejaran pasar y, si no accedían a su pedido, les impedían el libre tránsito. LA GACETA se comunicó con ella para pedirle más detalles de la situación, pero dijo que prefería no realizar declaraciones sobre el tema por temor a recibir represalias. También confirmó que no realizó ninguna presentación ante las autoridades.

En el ámbito de la Unidad Regional Norte se encuentran al menos seis villas turísticas. Su jefe, el comisario Carlos Carrilllo puso en marcha un plan para realizar los controles. “Hablamos con cada uno de los delegados comunales y acordamos realizar tareas conjuntas para evitar inconvenientes de todo tipo”, explicó.

El funcionario aclaró que con los intendentes de Tafí Viejo, Yerba Buena y Las Talitas también acordaron tomar medidas. “Hay un importante espíritu de colaboración para impedir que se viole la cuarentena. El trabajo que se hace respeta todas las leyes y las medidas que se ordenaron por la pandemia”, concluyó.

Por tratarse de un contenido de máximo interés público, en el contexto de la pandemia que afecta al mundo, esta nota ha sido liberada por LA GACETA para que puedan acceder la totalidad de los usuarios sin restricciones.

 

Comentarios