Citricultores afirman que extremaron los recursos

Desde la Unión Argentina de Trabajadores Regionales y Estibadores (Uatre) explicaron que realizan controles periódicos para comprobar la realidad de la situación.

26 Mar 2020
1

EN PLENA TAREA. Empleados toman precauciones con el producto. LA GACETA / FOTO DE JUAN PABLO SANCHÉZ NOLI

Considerada la actividad citrícola como esencial para el abastecimiento de alimentos durante la emergencia sanitaria, según indica el Decreto de necesidad y urgencia dispuesto por el presidente, Alberto Fernández, referentes del sector afirman haber extremado las precauciones para cuidar la salud de sus trabajadores frente a la expansión del covid-19, buscando también que la producción no se frene.

Para poder continuar con la cosecha, empaque y procesamiento de fruta, la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa) junto con las autoridades provinciales, organismos nacionales de control y sindicatos, establecieron un protocolo de seguridad y salud para mitigar el riesgo de contagio de coronavirus de los trabajadores.

Evitar aglomeraciones, garantizar una distancia mínima entre personas, reforzar rutinas de higiene y sanitización en áreas de trabajo y medios de transporte, promover el teletrabajo; son algunas de las medidas de prevención tomadas por el Comité de Crisis regional conformado por la entidad empresaria.

“En este contexto de enormes desafíos, cabe destacar la labor de todos los trabajadores. A todos ellos les agradecemos su esfuerzo y compromiso para asegurar el abastecimiento de alimentos básicos para la sociedad”, afirma Acnoa en un comunicado.

Desde la Unión Argentina de Trabajadores Regionales y Estibadores (Uatre) explicaron que realizan controles periódicos para comprobar la realidad de la situación. “Según lo que pudieron ver algunos delegados internos, sí se están respetando los protocolos. Sin embargo, hay quienes por miedo a contagiarse y poner en riesgo a sus familias no quieren ir a trabajar y es ahí donde nos vemos desprotegidos”, explica Ricardo Ferreyra, delegado regional de Uatre en Tucumán. “Pedimos al Gobierno que en algún momento se nos incluya en los beneficios que están remitiendo en esta época de crisis, si nuestra gente no trabaja no lleva el sustento diario a sus casas” añade Ferreyra.

En cuanto a la situación para el limón tucumano, Pedro Omodeo, de la exportadora de cítricos Latin Lemon, observó que puede haber una mayor demanda al tratarse de un producto con alto contenido de vitamina C. “Igualmente, no se puede en este momento de crisis salir a hablar de ventajas comparativas”, aclaró.

Sobre cómo afecta la pandemia a las exportaciones, Omodeo afirmó que la temporada recién está comenzando. “Por ahora van saliendo pocos embarques a Rusia y a Ucrania. Las fechas a tener en cuenta están más adelante, cuando abran el mercado americano y el de la Unión Europea”, expresa el ex presidente de la Federación Económica de Tucumán (FET).

Por el lado de la producción, anunció que se espera una mayor cosecha de limón fresco, cerca de las 300.000 toneladas. “Otra cosa son los productos derivados (como el aceite de limón o el jugo), cuya producción rondará las 1.100.000 toneladas, menos que años anteriores”, recalcó.

Respecto de los trabajadores, Omodeo precisó que la relación con los gremios se ha fortalecido, buscando extremar las medidas de cuidado: “todos comprendemos la difícil situación que está atravesando el país”.

Comentarios