Increparon al legislador Vargas Aignasse en una protesta frente a la casa de Manzur

El parlamentario del oficialismo fue insultado por los manifestantes y optó por retirarse del lugar.

08 Mar 2020
1

Para exigir más seguridad, un grupo de personas realizó ayer una protesta frente a la casa del gobernador, Juan Manzur. A la tarde se presentaron los vecinos para reclamar a viva voz por mayor presencia policial y otras medidas que brinden más garantías a los tucumanos.

En un momento de la protesta apareció el legislador Gerónimo Vargas Aignasse (PJ) para conversar con los vecinos. Sin embargo, los manifestantes comenzaron a increparlo. El parlamentario intentaba dar explicaciones sobre las decisiones del Gobierno en cuanto al área de seguridad. Pero no hubo caso, ninguno de quienes estaban en la protesta aceptó los argumentos de Vargas Aignasse, quien finalmente optó por retirarse del lugar.

Un video del momento en que los vecinos discuten con Vargas Aignasse se viralizó en las redes sociales. Hoy, el legislador dijo que se presentó en el lugar en su rol de presidente de la comisión de Seguridad para intentar dialogar, pero no hubo caso. “No tenían propuestas solo querían reclamar en casa del gobernador lo cual creo no corresponde”, escribió Vargas Aignasse en su cuenta de Twitter.

El descargo del legislador

"Como vicepresidente de la Legislatura y presidente de la comisión de Seguridad, me hice presente en la convocatoria pública realizada a casa del gobernador el día de ayer -dijo Vargas Aignasse-, con la idea de ponerme a disposición, dar la cara y escuchar a los ciudadanos, sus críticas, propuestas y justos reclamos por seguridad de una sociedad que con razón nos pide a gritos vivir más tranquilos, grave  problema que nos preocupa al extremo. La misma fue convocada por un ex candidato a legislador por Cambiemos (Castellote) y me encontré sorpresivamente con vecinos (30 personas) que no querían hablar de seguridad, que solo querían agraviar al gobernador en su domicilio particular -explicó el parlamentario-, apenas me escucharon me pidieron que me retirara en medio de agresiones verbales, con lo cual me queda claro que no era un reclamo de seguridad, que el objetivo era desgastar al gobierno, desestabilizarlo con métodos antidemocráticos como el escrache y agravios en masa, mezclando a sectores que con buena fe reclaman justicia con otros que solo buscan desestabilización política -remarcó-,  pues un funcionario público tiene una vida privada, esposa, hijos, familia que se deben respetar y mantener al margen de la tarea gubernamental. Plazas, Casa de Gobierno espacios públicos, son el ámbito para el reclamo y la protesta a la cual todo ciudadano tiene derecho. Como hijo de un desaparecido y asesinado de la dictadura militar jamás participe de un escrache a genocidas o militares, sus hijos, sus nietos su familia no son culpables, ni pueden ser víctimas de más violencia que solo agrava el dolor -insistió-. Mañana voy a presentar en la legislatura un proyecto de Declaración que repudie el hostigamiento y escrache en casa de funcionarios públicos, debe haber límites, tiene que haber límites, ese límite  es la familia, la mayor y más grave causa existente no puede justificar ese accionar fascista que debe ser desterrado de la vida democrática de los tucumanos", remarcó.

Comentarios