Otro capítulo para el álbum de los recuerdos inolvidables

08 Mar 2020 Por Mariana Apud
1

EN ASCENSO. Los hinchas “decanos” no pararon de alentar hasta el último minuto del partido. la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll

Varios hinchas deben haber llegado con dudas al Monumental “José Fierro”. ¿Cómo sentir este partido? ¿Tenemos que ser protagonistas o actores de reparto? Incluso preguntarse qué hacer con esa particular dicotomía que generan en la patria futbolera los dos grandes del fútbol argentino.

“Somos hinchas de los dos”, reveló Cristian Bassus que gozaba del partido junto a su sobrino Gustavo. Había sentimientos encontrados y una táctica que se habían planteado que ponía la balanza en equilibrio. “Queremos que empate Atlético, empate Boca y salga campeón River”, sintetizaron un plan que hubiese dejado al corazón casi intacto.

Las cosas fueron cambiando. La información iba llegando desde La Bombonera y la idea de ser protagonistas estelares comenzaba a escucharse. El 1-1, no era la despedida ideal de la Superliga para los hinchas “decanos”, pero... “Divino, hermoso sería arruinarle el campeonato a River”, le gritaba un simpatizante a su compañero de aliento en la tribuna del Sector 4. Restaban pocos minutos para el final y el simpatizante cruzaba los brazos, bien extendidos, pidiendo que cierren las puertas. El empate se sentía como inolvidable. “Sí, la gente estaba distinta”, reconocieron tres jugadores de las inferiores del club que siempre van a la cancha. Se sabía que Boca derrotaba a Gimnasia y que la oposición que imponía el equipo de Ricardo Zielinski para que River no pudiera ganar, sería elogiada. Así que, como hinchas, se pusieron a tono de la situación y entendieron con certeza que sí, un empate puede ser inolvidable y se merece un lugar en el álbum tan particular de recuerdos. La hazaña de Quito, clasificar a la Copa Libertadores, llegar a la final de la Copa Argentina en 2017 y ahora, como dijo el hincha, arruinarle la fiesta al “Millonario”. Contando además que la expectativa de que Marcelo Gallardo, técnico de River desde 2014, ganara por primera vez el torneo doméstico más importante era inmensa.

Con todo eso desde las tribunas los simpatizantes demostraron su talento como hinchada. Una parcialidad que siempre es destacada por los medios de prensa foráneos cuando les toca cubrir los partidos “decanos”. Rápidamente, coordinaron, primero, un grito de “Tucumán” sostenido por pocos segundos. Y después sí, una melodía con el protagonismo absoluto: me parece que River no sale campeón (en bis) porque el “deca”, porque el “deca” lo... Amargó, sería el término diplomático para un himno que se escucha por la zona del Monumental.

Comentarios