“La agricultura ha cambiado las variables hídricas de los suelos”

Las inundaciones tienen causas naturales y humanas, según el climatólogo Minetti.

COSECHA. Una plantación de maíz medio cubierta por el agua en el sur. la gaceta / foto de osvaldo ripoll COSECHA. Una plantación de maíz medio cubierta por el agua en el sur. la gaceta / foto de osvaldo ripoll
29 Febrero 2020

Juan Minetti, director del Laboratorio Climatológico Sudamericano, explica qué papel juega el cambio climático en los riesgos hídricos que padecen los habitantes del sudeste tucumano. De acuerdo con él, el aumenta de la frecuencia de las grandes lluvias desde los años 50 y la agricultura en las zonas deprimidas son dos de los factores que dan cuenta del problema.

- ¿Las grandes inundaciones son un fenómeno reciente?

- Durante la primera mitad del siglo pasado, en la zona continental de Sudamérica el clima se caracterizó por las sequías. Es más: fue un fenómeno global, de tal manera que los australianos y los americanos hablan de las sequías de la Segunda Guerra Mundial. Hasta se ve en las películas del Lejano Oeste de las décadas del 30 y el 40, cuando en Estados Unidos los rodillos de pasto eran empujados por el viento y las dunas tapaban los alambrados. Después vino el salto climático de la década del 50: desde entonces, las lluvias de gran volumen, que superan los 100 milímetros en 24 horas, se han triplicado. Mientras que en los primeros 50 años del siglo pasado ocurrieron cinco casos, en la segunda mitad hubo 17. Así que el cambio climático ha aumentado la frecuencia de aparición de las tormentas severas.

- ¿El hecho de que aumenten las inundaciones depende solo de las lluvias? ¿O hay un componente de falta de infraestructura?

- Si en una década uno tiene, en relación con la década anterior, una alta frecuencia de lluvias superiores a 100 milímetros, la va a sentir. Simplemente no hay dónde meter tanta agua cuando aparecen eventos de gran volumen. La gente por ahí dice: “no, bueno, pero en Estados Unidos…”. Las inundaciones también se dan en los países desarrollados. De hecho, en Estados Unidos, cuando aparece un ciclón tropical de estos de febrero en la zona de Illinois… Todo el sudeste norteamericano ha sido propenso a las grandes inundaciones y ahí hay muchos recursos y no podemos decir que el problema es un descontrol por parte del Estado, porque allá el Estado cumple muy bien con su función.

- ¿Pero un ciclón no es algo mucho más dañino que las lluvias de aquí?

- Yo no sé si es mucho peor. Un ciclón tropical tiene un diámetro de 300 o 400 kilómetros con muchas precipitaciones. Si bien es cierto que aquí no tenemos ciclones tropicales en la zona continental, sí tenemos los famosos MCSs (sistemas convectivos de mesoescala, por sus siglas en inglés), que son tormentas que tienen también 200 o 300 kilómetros de diámetro, pero poca movilidad en el espacio. Llueve, llueve y llueve, durante 48 horas o tres días consecutivos, y se acumulan 300 o 400 milímetros de agua en poco tiempo. Es un sistema muy peligroso para las inundaciones en zonas deprimidas.

- ¿Entonces qué papeles juegan la naturaleza y el hombre?

- Si suponemos que el cambio climático puede ser en parte una condición natural del clima, no podemos mirar para el costado. También el hombre ha contribuido al cambio climático. La agricultura es bastante importante en la zona deprimida y ha cambiado las variables hídricas de los suelos.

Comentarios