El ojo crítico: El hombre invisible

Atrapante vuelta de tuerca a un clásico.

29 Feb 2020 Por Guillermo Monti
1

Muy buena | Suspenso - PM16 - 124’

ORIGEN: EEUU, 2020. dirección: Leigh Whannell. CON: Elisabeth Moss, Aldis Hodge, Harriet Dyer, Storm Reid, Michael Dorman, Oliver Jackson-Cohen, Benedict Hardie. GUIÓN: Leigh Whannell. fotografía: Stefan Duscio. MÚSICA: Benjamin Wallfisch.

La invisibilidad es un camino sin retorno a la locura y a la maldad. Así lo planteó H.G. Wells en su novela -escrita en el siglo XIX- y así lo certificaron los numerosos abordajes que el cine ensayó sobre el tema. La película de Leigh Whannel retoma ese patrón, pero con una certera vuelta de tuerca. El hombre invisible no utiliza aquí sus poderes para sembrar el caos, sino para atormentar a su esposa. La violencia de género es el tema de este notable thriller que abreva más en el suspenso que en el terror, aunque sustos no le faltan. Es una película oportuna, inquietante y felizmente atada a la gran actriz que es Elisabeth Moss.

Del clásico de Wells queda el concepto de invisibilidad atado a los fenómenos ópticos y el homenaje que implicó haber utilizado el apellido de la historia original (Griffin). El resto es pura imaginación del guión firmado por el propio Whannel, que prescinde de los detalles tecno para sumergirse en lo que verdaderamente le interesa: la obsesión psicopática de un esposo que se siente traicionado y se venga de la peor manera imaginable.

La creación de climas es de lo mejor de la película. Cecilia (Moss) es acechada por su esposo invisible -al que todos creen muerto- y el miedo es palpable. Whannel no abusa de los efectos visuales, prefiere jugar con los detalles, con la cámara apuntando al vacío (¿hay alguien ahí?) y deja que la ominosa banda sonora compuesta por Benjamin Wallfisch haga el resto.

Cecilia recorre el camino de innumerables mujeres maltratadas: la desconfianza, el descreimiento, la soledad y la certeza de que los monstruos jamás descansan. Llega un punto en el que ni su hermana (Harriet Dyer) ni el policía que la aloja en su casa (Aldis Hodge) le creen, y el manicomio parece el destino obligado. Todas las cartas están en manos de su esposo, para más datos invisible, pero como innumerables mujeres maltratadas, Cecilia también encontrará las armas para dar su pelea.

La película atrapa, asusta y comprueba que no todas las revisiones de los clásicos carecen de sentido cuando hay buenas ideas detrás.

También llegó: “El llamado salvaje”

Harrison Ford protagoniza esta nueva versión del clásico de Jack London. Muchas aventuras y pocas emociones. Promedio de críticas recibidas: entre buena y regular.

El estreno perdido: “Buscando justicia”

No se entiende por qué no llegó a Tucumán este thriller que tiene todos los condimentos para ser un éxito. Un hombre es injustamente acusado de un crimen y un abogado hará lo posible para salvarlo. Protagonizan Michael B. Jordan y Jamie Foxx. A levantar el aplazo el próximo jueves.

Comentarios