Sin billetes de $ 5, en Tucumán los comerciantes agudizan el ingenio para dar el vuelto

El Banco Central promete distribuir más monedas.

28 Feb 2020
1

CON LA IMAGEN DE SAN MARTÍN. En la provincia, algunos comerciantes ya no los reciben tras la disposición adoptada por el Central.

A pocos días de la salida de circulación del billete de $ 5, los tucumanos ya no quieren recibirlos y parece no haber monedas que reemplacen al papel con el rostro de San Martín, lo que genera un problema para los comerciantes, que apelan a una estrategia tradicional en tiempos de falta de dinero de baja denominación: los caramelos.

El billete de $ 5, emitido por primera vez hace 22 años, podrá ser utilizado en todos los negocios y comercios del país para cualquier transacción hasta mañana. A partir de ahí, se podrá canjear o acreditar en cuentas bancarias hasta el 31 de marzo. Todos los bancos, públicos o privados, tienen la obligación de aceptarlos hasta esa fecha.

El plazo original para que el billete de 5 deje de tener validez era hasta el 31 de enero, pero para “facilitar el proceso de salida de circulación” el Central decidió extenderlo hasta finales de este mes. Desde los comercios se quejaban de que no había suficiente cambio en monedas para reemplazar al papel, y un mes después, este problema sigue vigente entre los tucumanos.

La moneda plateada con un símbolo de la flor del arrayán (árbol característico de la Patagonia) reemplazará de forma definitiva al billete con el retrato de José de San Martín a partir del 1 de marzo. Desde el BCRA aseguran que hay más de 130 millones de monedas de esta denominación circulando en el país.

Sin embargo, en los bolsillos de los tucumanos esta moneda es prácticamente inexistente, haciendo más difíciles algunas ventas.

En caramelos

En los comercios de la provincia, los vendedores siguen recibiendo los billetes de $ 5, pero los clientes se niegan a aceptarlos como vuelto. “Prefiero caramelos”, es una frase que se escucha mucho en los kioscos tucumanos.

“Por $ 5 podés llevarte cinco caramelos masticables o dos chicles. La gente ya no quiere los billetes porque después es más lío cambiarlos. Con la venta de cigarrillos es también un problema porque muchos salen $ 75 o $ 105; seguramente se tendrá que redondear para arriba los precios” explica Gonzalo, que atiende un drugstore en San Martín al 300. “A nosotros sí nos conviene dar caramelos como vuelto porque significa más venta”, añade.

“Yo junto los billetes de cinco y los utilizo para pagar a los proveedores, como vuelto ya no sirven. El problema es que cuando vas a cambiarlos al banco no te dan la moneda de $ 5, sino billetes de mayor denominación, entonces nosotros no tenemos forma de devolver ese cambio a los clientes” relata Mariana desde su drugstore ubicado en 25 de Mayo. El Banco Central prometió distribuir más monedas, con el fin de facilitar el cambio, particularmente en el comercio minorista.

Gabriela cuenta que desde su kiosco idearon una alternativa: “una solución que proponemos a nuestros clientes para cuando no tenemos sencillo es cargar el vuelto en las tarjetas de colectivo; aunque sean $ 2 la gente lo acepta porque saben que no hay otra forma. Hay quienes todavía se enojan si no tenemos monedas de $ 1 para entregarles, por lo que ahora con $ 5 se nos complica mucho más”, indica.

Pérdida para los taxistas

A la hora de cobrar los viajes, los taxistas salen perdiendo con la eliminación de este billete. “La gente ya no los acepta, y tampoco quieren que les quedes debiendo. No tenemos otra opción que cobrar de menos y toda diferencia es pérdida para nosotros. Lo mismo pasó con el billete de $ 2” se lamenta Benjamín mientras espera pasajeros en la parada de taxis del microcentro tucumano.

En la misma línea, Ramón Suárez explica: “las monedas de $ 5 directamente no existen acá en la provincia, por lo que no nos queda otra que redondear para abajo. El cliente no puede perder, y así de cinco en cinco ganamos mucho menos nosotros. Si me pagan con billetes de $ 5 yo los junto y los cambio en el banco, pero ya no sirven para nada”.

(Producción periodística: Ana Paula Galiana)

Comentarios