“Siento que me dan una gran energía para seguir luchando por mi hijo”

Graciela Sosa, madre de Fernando Báez Sosa, ratificó su reclamo por justicia ante una multitud frente al Congreso.

19 Feb 2020
2

EN BUENOS AIRES. “Lo mataron a traición”, manifestó Graciela, madre de Fernando Báez Sosa, durante el acto central en la plaza del Congreso de la Nación. El país la acompañó a la distancia. telam

Graciela Sosa, madre de Fernando Báez Sosa, asesinado a golpes en Villa Gesell, reiteró ayer su reclamo por “justicia” ante una multitud que la escuchaba frente al Congreso, en la Capital Federal. “Vivir no es fácil, no estoy bien, pero al verlos a todos ustedes siento que me dan una energía para seguir luchando por mi hijo”, enfatizó arriba del escenario. En esos momentos, un sinnúmero de movilizaciones se replicó en distintos puntos del país, al cumplirse un mes de la muerte a golpes del joven.

“Quiero justicia por mi hijo, lo que le hicieron es terrible, terrible, lo mataron a traición”, apuntó Graciela. “Quiero agradecer a todos por venir, mi vida no es fácil. Pero con ustedes se va a hacer justicia por mi hijo”, añadió, mientras los asistentes exclamaban “perpetua, perpetua”.

El 18 de enero último, Báez Sosa, de 18 años, fue muerto a golpes de puños y patadas al ser atacado, alrededor de las 4.40, frente al boliche “Le Brique”, en pleno centro de Villa Gesell. Por el crimen, están imputados 10 jóvenes rugbiers, de los cuales ocho están como “coautores” de un “homicidio doblemente agravado por su comisión por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”.

“Lo que le hicieron es terrible, no lo dejaron defenderse, lo mataron a traición. Fernando amaba la vida y esto nos arruinó la vida a mi, a mi esposo y a todos los que lo queríamos”, agregó la madre, quien también exclamó con mucho dolor: “se nos vino todo abajo, mi casa está vacía cuando me levanto. Tengo su cama tendida y sé que no volverá”.

“Fernando amaba a su novia, eran felices y tenían proyectos. Él está entre nosotros y nos da fuerza y Luz. Queremos que paguen lo que le hicieron”, exclamó Sosa, que estaba acompañada por su marido, Silvino Báez.

Los manifestantes levantaron banderas argentinas, carteles con la cara de Fernando y pancartas que decían “todos con Fernando; la sociedad exige justicia”, o “justicia por Fernando. Asesinado en Gesell. Vamos sin violencia”, entre otros mensajes.

Fabián Améndola, abogado de la querella en la causa penal, expresó que el acto multitudinario de ayer ante el Congreso es “un reflejo de lo que pasa en la sociedad”. “Este caso ha calado tan profundo porque Fernando ha pasado a ser un símbolo de la lucha contra la violencia”, recalcó.

En declaraciones a la agencia Télam, Améndola manifestó que “están haciendo la presentación en el que se acredita la presencia y la identidad de un undécimo participante en el hecho, a través de prueba que surge en el expediente”. “La fiscalía tendrá que evaluar si comparte o no nuestro criterio. Son pruebas que están en la causa y que todavía no han sido analizadas. Si la fiscalía lo comparte tendrá que tomar alguna medida restrictiva hacia esa persona”, señaló el letrado. (Télam)

Marcharon en la plaza Independencia

Adhesión a la movilización nacional

la gaceta / foto de héctor peralta

Un centenar de tucumanos se congregó ayer en la plaza Independencia, en la capital, en el marco de la convocatoria nacional al cumplirse un mes del crimen de Fernando Báez Sosa. Los participantes llevaron carteles que exigían “justicia” y condena por el homicidio del joven, ocurrido en Villa Gesell. “No he sufrido algo como el caso de Fernando. Sí tengo conocidos que fueron víctimas de asaltos. Estamos atravesando un momento grave por la violencia que hay en la sociedad. Ya no se puede vivir así. No sabés si podés mandar a tu hijo a una fiesta”, dijo Mariela Salvatierra, del barrio Independencia. “Debemos cambiar las leyes, tiene que haber mayor presencia estatal y la juventud tiene que tener valores”, agregó.

Comentarios