Los simpatizantes de Atlético, pura pasión en Medellín

Disfrutaron a pleno de la nueva incursión internacional del club

19 Feb 2020

Cruzar fronteras siempre significa abrir la mente, conocer distintas culturas y nutrir los ojos de paisajes no habituales en el día a día. Cuando armamos el bolso y dejamos nuestra ciudad, los afectos y la zona de confort, estamos dando un paso hacia lo desconocido. Al volver, ya no seremos los mismos.

Cuando las circunstancias por las cuales se arma un viaje es un partido de fútbol, no cambia mucho la ecuación. Pero a todo lo anterior, se le suma la pasión y la ilusión de conseguir un buen resultado. A veces los hinchas viajeros vuelven con todo lo que fueron a buscar. A veces no. Pero vuelven diferentes. Traen regalos para sus seres queridos y también historias, anécdotas y recuerdos impagables.

En esta época de crisis para el país, el sacrificio para poder viajar es enorme. Rodrigo Aráoz es uno de esos hinchas fanáticos que no se cansa de cruzar fronteras por Atlético. “Desde que comenzó a jugar por torneos internacionales, no me perdí ni un viaje”, dice orgulloso desde Medellín, ciudad que visita por segunda vez en tres años.

Cada vez que un viajero llega a una nueva ciudad, una de las primeras cosas que hace es nutrirse de información referida a lo turístico, para no perderse ninguna atracción. “Cuando vine a Medellín en 2018 visité ‘Pueblito Paisa’. Ahora, por una cuestión ideológica, decidí no visitar nada que esté relacionado con Pablo Escobar. En estos viajes conocí a mucha gente de aquí que no está orgullosa de esa parte de su historia: para algunos  significó perder un ser querido”, fundamenta su decisión Aráoz.

Otros, en cambio, aprovechan el tiempo fuera de sus casas, para recorrer el país de turno. “El 18 de diciembre sacamos los pasajes especulando con que Atlético clasifique a la tercera fase. Aquí estamos” dicen, mientras sacan pecho por haber acertado, Emilio, Sebastián, Lucas, Bruno, Juan José, Braulio y “El Chino”, que compraron los pasajes para Colombia con anticipación, lo que les permitió poder organizar el desplazamiento hasta las paradisíacas playas de la isla San Andrés en la previa y Santa Marta en el post partido, ambos destinos ubicados a casi 1.000 kilómetros de Medellín. “Mañana (por hoy) nos vamos a Santa Marta, ahí estaremos hasta el fin de semana y recién volveremos”, dice Emilio.

El 30% del impuesto país, sin dudas afecta el bolsillo de los cientos de tucumanos que siguen al “Decano” en sus encuentros internacionales. La seguidilla de partidos entre Superliga y Copa Libertadores, no sólo afecta al físico de los jugadores: también a la economía del hincha. “Una hamburguesa, en pesos argentinos sale $300; sólo un corte de carne en una parrillada está arriba de los $850. A eso hay que sumarle la bebida o las ensaladas”, cuenta Sebastián.

Los hinchas hacen de todo por el placer de seguir al equipo de sus amores. Como Cristian y Melina, que subieron a un avión que los llevó a Medellín ayer a las 19, es decir 30 minutos antes del partido. Apenas aterrizaron, “volaron” para poder llegar en horario.

Eso sí, al momento de ingresar al “Atanasio Girardot”, cada uno de los “Decanos” que hicieron más de 5.000 kilómetros, dejaron atrás los caminos recorridos y sus historias personales. Desde ese momento, se unieron con un fin común: ser parte de la historia grande de Atlético.

A puro aliento

Más de 120 fanáticos del “Decano” se instalaron en las tribunas del “Atanasio Girardot” y desplegaron sus banderas. Para ellos, no hubo un espacio específico, sino que se mezclaron con los fanáticos del local, que fueron en regular cantidad al estadio.

Linda recepción

La agrupación La Banda de Aranjuez, identificada con Atlético Nacional -clásico rival de Independiente Medellín-, recibió con afecto a los simpatizantes del “Decano”. Los hicieron pasear por la ciudad y los colmaron de atenciones.

Comentarios