San Martín: sinceridad y alegría

Orsi y Gómez admitieron que su equipo no jugó bien, pero celebraron la reacción y la victoria.

17 Feb 2020
1

NO SE PONEN EL CASETE. Gómez y Orsi siempre van de frente; esta vez resaltaron que Dálmine fue superior a su equipo. FOTO DE MATIAS NAPOLI ESCALERO / ESPECIAL PARA LA GACETA

Una de cal y una de arena dejó la agónica victoria del “Santo” en Campana. Lo definió Favio Orsi con sinceridad: “No, no me gustó, no me gustó cómo jugamos, no lo hicimos bien, pero obviamente el resultado es importante”.

“Si nos quedamos con el resultado, fueron tres puntos muy valiosos, pero si me tengo que quedar con el juego tengo que decir que no me gustó lo que vi y que tenemos que mejorar”, agregó uno de los dos integrantes de la dupla técnica de San Martín.

“Fue como una pelea de boxeo que venís perdiendo por puntos y necesitás en el último round sacar un manotazo a ver si podés hacer el nocaut. Y pudimos hacerlo”, graficó Orsi.

Ante la consulta de qué cambió el curso del partido, el entrenador citó una de las razones a su criterio. “Ellos no quisieron jugar el partido en el complemento, esa es una realidad, el partido estuvo parado nueve minutos, creo que fue lo peor que hicieron. Que ellos no hayan acelerado en el segundo tiempo nos permitió tener una oportunidad en el final”.

Su compañero en la dupla, Sergio Gómez, reconoció que pese a cierta tibieza en la última media hora, Villa Dálmine hizo méritos para no quedarse con las manos vacías. “Nos ha superado en gran parte del partido, pero esto es fútbol, a veces nos ha tocado a favor, a veces en contra, creo que el resultado no termina siendo lo que fue el partido”.

Comentarios