Aplausos para el canchero de La Ciudadela

Pese a la intensa lluvia, el campo de juego mostró su mejor versión.

10 Feb 2020

“El estado del campo de juego en este momento es perfecto. No hay acumulación de agua en ningún sector”. Cerca del mediodía, cuando muchos se preguntaban si el partido corría peligro debido a la cantidad de agua que había caído sobre nuestra provincia en las últimas horas, el comunicado emitido por departamento Prensa de San Martín llevó tranquilidad.

El mensaje emitido por los diferentes canales de comunicación que tiene el club, iba acompañado de fotos y videos en los que se veía un campo de juego espléndido.

Sin embargo, la lluvia no dio tregua ni un minuto. Desde el momento en el que salió el comunicado y hasta la hora en la que comenzó el juego, la caída de agua fue incesante. Sin embargo, al campo no se le movió ni el pelo (ni el pasto, en este caso).

El drenaje fue perfecto y durante casi los 90 minutos no hubo ni un solo lugar donde se haya acumulado agua. Recién sobre el final, en un sector cercano a la mitad de la cancha, se formó un pequeño charco que no ocasionó demasiados trastornos. Lo cierto es que el trabajo que le realizaron durante el receso le vino al pelo al campo. “Se realizó un trabajo muy costoso pero que, a la luz de los hechos, rindió muy buenos réditos”, explicaron allegados a la directiva “santa”.

Los únicos que quizás puedan haberse quejado son los futbolistas porque debieron jugar 94 minutos en un campo pesado y que les “comió” las piernas. “Se hace difícil mantener el ritmo en una cancha tan pesada, pero no es excusa por el resultado”, explicó el volante Juan Mercier.

La lluvia fue una piedra en el zapato. No dejó que el juego fluya normalmente y los hinchas debieron soportarla durante 94 minutos. Pero el campo se la bancó por completo y no bajó la guardia en ningún momento.

Comentarios