A prueba de todo

Los Bollero ganan en su clase; Guevara y Reginato pudieron llegar.

08 Feb 2020

Fueron un poco más de 300 kilómetros de carrera. Pero parecieron una eternidad por los peligros que acecharon por todos lados. “Todo fue muy duro. Fue una etapa muy técnica y difícil para el manejo” contó Rodolfo Bollero, a poco de arribar al campamento. El mejor ubicado en la clasificación de la clase T2 diésel del South American Rally Race respiró aliviado. Pero no tendrá mucho tiempo para la tranquilidad. Es que hoy la prueba sigue, y promete muchas más dificultades.

Caminos con ríos que lo cruzaban, con poca arena y mucho barro. Tramos veloces en salares Y piso blando por las lluvias, por lo que era fácil quedar enterrado. Ese fue el panorama general que enfrentaron los corredores.

“En mi caso sólo pude llevar la moto de nuevo al vivac. Pero el resumen del día no fue bueno. Me quedan seis más para recuperarme”, analizó su tarea Emmanuel Guevara, 12° en Moto M1. Acusó problemas con las dos mangueras del radiador de aceite, que se aflojaron. Pero también golpeó la moto con una piedra: el múltiple quedó pegado al motor y por ello perdió frenos en la rueda trasera, ya que la palanca no podía bajar.

CON CUIDADO. La moto de Guevara perdió frenos en la parte trasera por un golpe. foto de Emilio Oppezzo

“Puedo decir que llegué. Hubo que trabajar bastante. Y nada más”. De forma escueta resumió su jornada Andrés Reginato, que corre con un UTV, acompañado por el cordobés Pablo Monasterolo. Al cierre de esta edición, no había sido clasificado.

“Nico” Bollero contó que el agua destrozó todo en las últimas semanas. “En mi caso, la navegación se hizo dura, porque hubo que estar muy atentos a todas las referencias dado que se hicieron modificaciones que no se explicaron bien.

Hoy, la carrera unirá San Juan con Valle Fértil. Serán 446 kilómetros de tramos cronometrados.

Comentarios