No habría sido homicidio el caso de Alem 1.232

Otra hipótesis sobre la muerte de un joven.

23 Ene 2020
1

El momento en el que el cuerpo era retirado del lugar. LA GACETA/FOTO DE DIEGO ARÁOZ

No se sabe aún qué causó la muerte de Franco Manucchi, de 26 años, cuyo cuerpo fue hallado en la cama del departamento que alquilaba en avenida Alem 1.232. Pero una hipótesis de su final se sustenta en que asistía a terapia debido a golpes depresivos que sufría a menudo, según averiguaron en la Justicia.

Se lo había visto por última vez con vida el jueves, cuando debía asistir a una nueva sesión de terapia, pero según trascendió, el joven canceló aquella cita.

Pastillas tranquilizantes

En el lugar del hecho se encontró un gran desorden, pero entre las cosas desparramadas había una considerable cantidad de blisters de pastillas tranquilizantes, que, en exceso, pueden matar a una persona.

Todavía no hay nada que confirme que Manucchi haya decidido quitarse la vida, pero se investiga si dejó algún indicio o mensaje escrito en unos cuadernos que había en su departamento.

Los médicos forenses continúan estudiando el cuerpo del joven, quien se había mudado a fines de 2019 a la provincia, y según habría comentado en su momento, tenía planes de iniciar una carrera universitaria.

Una hipótesis que se planteó en primera instancia indicaba que alguien podría haberlo asesinado. Con el trabajo de la Policía y de los equipos del Ministerio Público Fiscal, esa versión perdió mucha fuerza. No había rastros de violencia ni en la habitación ni en el cuerpo del joven.

De pocas palabras

Manucchi, con poco tiempo en la zona, no era una persona muy conocida por los residentes del barrio. Algunos vecinos dijeron ubicarlo, pero pocos habían cruzado palabras con él. Lo retrataron como un joven retraído, tímido y de pocas palabras.

Temas

Villa Alem
Comentarios