Caso Alperovich: el juez Rappa recibió copias del expediente iniciado en Tucumán

La causa tomó estado público hace 12 días.

04 Dic 2019

Las dos denuncias por abuso sexual formuladas en contra del senador nacional (en uso de licencia) José Alperovich, ambas impulsadas por su sobrina segunda y ex asesora política, derivaron en un hecho con pocos precedentes en la Justicia provincial.

El juez que investiga el caso “tucumano”, Facundo Maggio, viajó ayer a Ciudad de Buenos Aires con autorización de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán para mantener una audiencia oficial con su par nacional, Osvaldo Rappa, quien está a cargo de la causa iniciada por los presuntos hechos registrados en esa jurisdicción.

Según fuentes judiciales, el titular del Juzgado de Instrucción de la II Nominación de esta Capital le entregó a su colega fotocopias autenticadas del expediente a su cargo, donde consta información sensible tanto para la joven de 29 años como para quien fuera gobernador entre 2003 y 2015.

Entre la documentación que Maggio quería llevar personalmente a Rappa están la declaración inicial y la posterior ratificación, efectuadas por la ex asesora del senador.

DESPACHO EN TUCUMÁN. Maggio es titular del Juzgado de Instrucción de la II Nominación.

Alperovich, que cuenta con licencia desde la semana pasada por parte de la Cámara Alta, mantiene sus fueros parlamentarios, pero ello no impide que la Justicia avance con la investigación.

Además, los magistrados intercambiaron sus direcciones de correo electrónico oficiales, con el objetivo de mantenerse al tanto sobre las medidas adoptadas en el marco de ambos procesos. Según se informó, en la reunión no se habría discutido un aspecto clave para el futuro de la pesquisa, que gira en torno a qué juez asumirá la competencia.

Si bien la sobrina segunda de Alperovich denunció ataques en ambas jurisdicciones, por supuestos abusos en Yerba Buena y en Puerto Madero, se espera que los casos sean unificados, por tratarse de idénticos protagonistas y de hechos similares. Aunque esta definición quedó para más adelante, Maggio y Rappa se pusieron de acuerdo en otros aspectos, como mantener una comunicación fluida y tratar de evitar la duplicidad de medidas que puedan extender el trámite.

En Tucumán, Maggio recibió la solicitud de la fiscala de Instrucción María del Carmen Reuter -a cargo de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Integridad Sexual- para que dé inicio a una investigación jurisdiccional contra el representante de la Provincia en la Cámara Alta. El contenido de ese requerimiento también fue entregado al magistrado porteño, según se informó.

En Ciudad de Buenos Aires, en tanto, Rappa debe resolver si mantiene la conducción de la pesquisa o delega esa fase del proceso al fiscal del caso, Santiago Vismara.

Fuentes judiciales indicaron que Maggio y Rappa evitaron referirse a sensaciones o dar opiniones sobre las denuncias de la sobrina segunda de Alperovich. Incluso, se dictaron actas que incorporan a los expedientes lo tratado durante la audiencia de ayer.

Está previsto que el juez de Instrucción de esta provincia pase ahora a abocarse a los pedidos formulados por las partes. Según se indicó desde los tribunales tucumanos, Alperovich sería representado por el abogado Ariel Sosa, con la supervisión del estudio del penalista porteño Mariano Cúneo Libarona. Sosa está aguardando que Maggio lo habilite a acceder al expediente y a obtener copias de lo actuado hasta el momento. El magistrado, además, deberá analizar los pedidos de prueba que solicite la querella, que está a cargo del letrado Ricardo Santoro.

Trascendencia nacional

Fuentes con acceso al Juzgado de Instrucción que conduce Maggio indicaron que se decidió llevar a cabo el viaje por considerar que se trata de un caso singular.

Primero, porque las denuncias por abuso sexual -ya ratificadas por la ex asesora de Alperovich- fueron efectuadas en distintas jurisdicciones, algo poco frecuente en este tipo de delitos. Segundo, para mantener bajo resguardo el relato de la joven de 29 años, quien en su presentación manifestó hechos que corresponden a su intimidad. Y tercero, porque se trata de un caso que tuvo trascedencia a nivel nacional, y que tiene entre sus protagonistas a un representante del Congreso de la Nación. Todo esto, explicaron en los tribunales provinciales, está enmarcado en las disposiciones tendientes a buscar agilidad en el proceso y a garantizar los derechos de las partes. Una de las mayores preocupaciones en el Juzgado de Instrucción a cargo de Maggio era que se pudiera filtrar la declaración de la sobrina segunda de Alperovich, algo que -interpretan- hubiera tenido efectos negativos para la denunciante y para el senador nacional.

Comentarios