El Concejo sube hoy el pasaje urbano en un 25%

El incremento emula el ajuste tarifario que fijó el Poder Ejecutivo en los servicios interurbanos para evitar que las empresas formalicen los 150 despidos.

04 Dic 2019 Por Martín Dzienczarski
2

MÁS CARO. El tercer aumento obligará a cargar $300 por semana para viajar 10 veces dentro de la capital. ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARÁOZ

Un día después de que entrara en vigencia la suba del 25% para los pasajes metropolitanos, interurbanos y rurales, dispuesta por la gestión del Gobernador Juan Manzur, el Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán sesionará hoy para equiparar el incremento en el boleto de las 14 líneas urbanas. De acuerdo con el dictamen de mayoría de la comisión de Transporte, el boleto subirá de $ 24 a $ 30 y entraría en vigencia desde el lunes. Como se trata del tercer aumento del año, ya que en enero la tarifa urbana estaba en $ 15,50, el incremento anual es del 93,5%.

“Seguramente, la gente no va a estar contenta y es lógico: la situación económica y social así lo indica. Es lógico que no estén contentos los vecinos, pero tratamos de evitar males mayores. El mal mayor es tener despidos de hasta 500 personas en las líneas de colectivos. Si hay un paro de choferes de colectivos por tiempo indeterminado, la gente no podrá ir a trabajar, se afectará al comercio... no es fácil tomar una decisión así”, expresó Fernando Juri, presidente del Concejo Deliberante, ante la prensa.

El peronista explicó que recibieron la resolución del Poder Ejecutivo en la que concede el tercer aumento del año al esquema de tarifas del transporte público de las 56 líneas interurbanas y rurales, y en donde se “invita” a los municipios con potestad de fijar el valor del transporte urbano un valor de tarifa equivalente al boleto metropolitano mínimo, de $ 30.

El ajuste de tarifa fijado por el Poder Ejecutivo forma parte de la intervención de la Provincia en el conflicto del transporte público: la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) acordaron que los 150 despedidos en octubre conserven sus trabajos. Como los empresarios argumentaron que los despidos se produjeron por el congelamiento de subsidios para compensar las tarifas, el cese a los subsidios al gasoil, la inflación y la devaluación, la Provincia acordó aumentar el cuadro tarifario y otorgar un adelanto de subsidios por $ 173 millones, para garantizar que no haya paros de colectivos en diciembre. El Concejo hará su parte hoy para evitar conflictos, aprobando la suba de la tarifa en las líneas urbanas.

“Esta mañana estuvimos reunidos con el gobernador Manzur y nos pidió como Concejo que acompañemos esta medida, a fin de zanjar la crisis en el transporte. Por eso hemos tomado la decisión de convocar a una comisión de Transporte para que firme un dictamen al pedido de suba y sesionemos mañana (por hoy)”, continuó Juri. Aclaró que la tarifa de taxis, que también ha subido dos veces en el año, no se incrementará en la sesión de hoy, pero que se discutirá un pedido de las organizaciones de taxistas.

“Creo que debemos tener una solución más integral, pero basándonos en la situación conflictiva nos vemos en la obligación de tomar esta decisión (por el ajuste de tarifa). No es una decisión fácil, pero debemos asumir el rol de equilibrio entre el pedido de los empresarios, el bolsillo del usuario y los trabajadores del sector”, finalizó Juri.

José Luis Coronel, presidente de la Comisión de Transporte, informó que el peronismo, el bussismo y el alfarismo acompañaron el dictamen de mayoría para otorgar la suba del boleto. “Esperamos que se apruebe de manera unánime el aumento, para demostrar que el ánimo de los concejales es evitar un estallido social. Estamos frente a un tremendo problema, que sin buscar culpables, viene de hace cuatro años. Aclaramos que si bien el boleto mínimo en tarjetas magnéticas será de $ 30, los trabajadores podrán ahorrar optando por los abonos sociales de 22, 44 u 88 viajes, con el que pagarán un boleto de $ 18,10”, detalló Coronel.

Pese a que Juri les solicitó a los concejales bussistas y alfaristas que acompañen con su voto la suba, hasta ayer a la tarde no estaba garantizado el apoyo de los cuatro ediles de FR -bloque que habitualmente se opone a las subas de tarifas- ni tampoco de la bancada del aliada a la Intendencia. Aunque el peronismo descarta que contará con los votos para aprobar la suba.

Los empresarios del transporte aclararon que no harán declaraciones hasta que se concrete el aumento en la capital. Reiteraron por lo bajo que el incremento de la tarifa y el subsidio extraordinario de la Provincia son una solución coyuntural, a la espera de conocer la política transporte de la Nación.

Comentarios