Bussi pide eliminar los gastos de telefonía y que no se usen vehículos oficiales

El bloque de Fuerza Republicana presentó un proyecto de ley para ponerle límites al gasto público, dar mayor transparencia y equidad en la Legislatura.

19 Nov 2019

Es una estrategia fuerte, desde el punto de vista político. Inclusive, puede llegar a generar reacciones en el oficialismo por el manejo de los fondos en la Legislatura. Fuerza Republicana quiere ponerle un límite al gasto público. 

El legislador Ricardo Bussi anunció que el bloque presentó un proyecto de ley que promueve la transparencia, la austeridad y la reducción del gasto político de la Legislatura. En el artículo segundo, la iniciativa establece que el porcentaje de gastos asignados al personal del total de los bloques políticos no podrá ser mayor al 40% del presupuesto asignado a todo el personal de la Cámara -transitorio y permanente-. Además, el proyecto obliga a que el número de empleados y el presupuesto de cada legislador debe ser publicado en el sitio web de la Legislatura.

El proyecto cuenta con la firma de todos los integrantes del bloque de Fuerza Republicana; incluida la vicepresidenta segunda de la Legislatura, Sandra Orquera. Uno de los puntos clave de la iniciativa determina que el presupuesto asignado a cada legislador al principio del mandato, se mantendrá hasta el final del mandato. En caso de que se requiera un aumento deberá ser aprobado con los votos de los dos tercios y deberá ser de manera equitativa entre los 49 legisladores.

Bussi, además, pretende que se eliminen “los gastos superfluos”. La propuesta presentada hoy en la Cámara determina que no existirán, en el presupuesto, ningún tipo de gastos para los legisladores como telefonía celular, viajes, vehículos oficiales, choferes, entre otros.

Esta semana, el propio vicegobernador Osvaldo Jaldo, anunció que la Legislatura, a partir de este año, empieza a gastar menos. Adelantó que aplicará criterios de austeridad, y afirmó que restan al menos tres sesiones. En ese marco, Ricardo Bussi presionó al oficialismo políticamente con un proyecto que apunta a “meter el bisturí hasta el hueso”.

La iniciativa establece que toda asignación, subsidio o ayuda económica que sea requerida por instituciones será solicitada directamente a la Legislatura, por medio de un expediente que será tratado en una sesión pública y será publicado en el sitio web de la Legislatura con la información de la entidad beneficiada.

Comentarios