Una camioneta robada habría sido usada por un abogado

El profesional está detenido en la causa de estafas con la compra y ventas de vehículos. El letrado está privado de la libertad desde hace varios días. El rodado había sido robado en Famaillá hace tres meses .

10 Nov 2019 Por Gustavo Rodríguez
1

EN PLENA TAREA. Un perito de la Policía toma muestras de la camioneta que fue encontrada en un taller.

La investigación en contra de la banda que estaría implicada en estafas con la compra y venta de vehículos no se detiene. El viernes por la noche, la Policía secuestró una camioneta que había sido denunciada como robada en agosto y habría estado en poder de uno de los abogados que se encuentra detenido por el hecho.

El martes se realizaron 43 allanamientos simultáneos en San Miguel de Tucumán, Río Seco, Alderetes, Famaillá y Monteros. Por esta causa fueron detenidas 18 personas y al menos otras seis permanecen prófugas. Como consecuencia de los operativos, se confiscaron más de 10 escopetas, entre otras armas de fuego; $ 700.000 y alrededor de U$S 20.000.

Además, se retuvo alrededor de 150 vehículos: 84 se encuentran en el edificio de la Subjefatura de Policía y el resto, en calidad de depósito en los lugares donde se habían realizado los procedimientos. El viernes, en una conferencia de prensa, el ministro público fiscal Edmundo Jiménez había anunciado que aún quedaban varias líneas por investigar.

Horas después, personal de la división Sustracción de Automotores, al mando de los comisarios René Sánchez, Daniel Robles y Jorge Dib, se presentó en un taller mecánico ubicado en el pasaje Díaz Vélez al 900. Allí encontraron una camioneta Toyota Hilux que estaba en la lista de vehículos vinculados en la causa y que hasta el momento no habían podido encontrar.

El propietario del centro de reparación explicó cómo había llegado la camioneta, que habría sido utilizada por el abogado César Avellaneda, uno de los profesionales detenidos en esta causa. El mecánico dijo que, por pedido de la madre del sospechoso, retiró la Toyota de su domicilio y la llevó hasta su local.

La Toyota, según confirmaron fuentes judiciales y policiales, había sido denunciada como robada en agosto pasado en la ciudad de Famaillá. El caso quedó en manos de la fiscala Mariana Rivadeneira, que encabeza la investigación del caso.

Hasta el momento no trascendieron cuál sería el nivel de participación del abogado detenido, pero sí se informó oficialmente que podría haber actuado como asesor legal de la organización desarticulada.

La teoría de la fiscalía es que el grupo ofrecía vehículos en las redes sociales a menor valor. Compradores, en su mayoría de otras provincias, se trasladaban a Tucumán y entregaban hasta el 50% del costo del auto o de la camioneta. En medio de la operación, supuestamente, fingían que se habían producido un inconveniente y aplazaban la entrega del bien. Cuando los damnificados se presentaban a reclamar el coche, los miembros de la organización negaban haber realizado alguna operación.

Rivadeneira investigó unas 60 denuncias de este tipo, pero con el correr de los días podrían aparecer nuevas víctimas.

Espera

El Colegio de Abogados está siguiendo de cerca el desarrollo del caso. “Hemos controlado la legalidad de los allanamientos que realizaron los policías en lugares que aparecían vinculados los dos profesionales. El trabajo fue muy profesional y no hay ningún tipo de observación para hacer”, explicó Carlos Casal, vicepresidente de la entidad.

El directivo aclaró que hasta que no se avance en la causa no pueden opinar. “Tenemos que esperar para ver si es que cometieron alguna falta. En principio, para que sean sancionados deberían haber utilizado la profesión para cometer un delito”, explicó.

Comentarios