Bolsonaro advirtió que Lula no fue exculpado por la Justicia

El ex presidente, que espera una sentencia firme en libertad, anuncia su vuelta al ruedo. El jefe de Estado brasileño le envió un duro mensaje al ex mandatario, que dice luchar contra el “lado podrido” de los Tribunales.

10 Nov 2019
1

POPULAR. Una multitud lleva a Lula en andas poco después de su salida de la prisión de Curitiba. reuters

BRASILIA.- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, recordó que el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva ya fue condenado por corrupción, aunque espere sentencia firme. “La gran mayoría del pueblo brasileño es honesta y trabajadora, y nosotros no vamos a dar espacio ni a contemporizar con un presidiario. Él está suelto, pero sigue teniendo todos los delitos a sus espaldas”, acusó.

Lula salió anteayer de la prisión de Curitiba, donde llevaba más de año y medio encarcelado. A pesar de que ya ha sido condenado a más de 20 años de cárcel en dos causas diferentes, el Tribunal Supremo le permitió esperar en libertad una sentencia firme de los dos procesos.

Entretanto, el ministro de Justicia, Sergio Moro, lamentó en Twitter la excarcelación, aunque también llamó a respetar la medida del máximo tribunal. “Luchar por la Justicia y por la seguridad pública no es una tarea fácil. Hay que esperar victorias y reveses. Preferimos las primeras y lamentamos los segundos, pero nunca desistiremos. La decisión del Tribunal Supremo Federal debe ser respetada, pero puede ser alterada”, transmitió. En su momento, Moro fue el juez que envió a Lula a prisión.

Mensaje de Lula

Mientras tanto, el ex presidente no se ha quedado callado. Por el contrario, ayer declaró que ha vuelto con muchos deseos de lucha en un mensaje dedicado al Grupo de Puebla. “Quiero constituir una integración regional latinoamericana fuerte y combatir el lado podrido del Poder Judicial”, anunció.

Por otra parte, Lula felicitó a Alberto Fernández por su victoria electoral. El presidente electo de Argentino actúa como anfitrión de la reunión de los líderes autodenominados progresistas.

Las causas

En julio de 2017, Moro condenó a Lula a nueve años y medio de cárcel por aceptar un tríplex de lujo como pago por los favores políticos que le habría hecho a la constructora OAS. La pena se modifició después dos veces: primero, a 12 años y un mes; luego, a ocho años y 10 meses.

Además, en febrero de este año el ex presidente recibió una segunda condena por corrupción: a 12 años y 11 meses de prisión por las reformas que las constructoras OAS y Odebrecht hicieron en una propiedad rural de Aibaia, São Paulo, atribuida a Lula. También habría habido un pago de favores políticos.

Comentarios