El Concejo Deliberante funciona sin internet ni mantenimiento

“Me di con un edificio en unas condiciones bastante deterioradas”, ratificó el peronista Fernando Juri.

06 Nov 2019 Por Martín Dzienczarski

Los problemas de infraestructura del Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán fueron expuestos por su presidente, Fernando Juri. “Me di con un Concejo realmente en unas condiciones bastante deterioradas. El empleado está viviendo en condiciones infrahumanas”, expresó el concejal peronista, que hace dos semanas inició su mandato, entrevistado por LA GACETA Play.

TRANCADA. Un empleado limpia una de las canaletas del techo. la gaceta / foto de archivo

Un equipo de este diario recorrió el edificio, en San Martín y Monteagudo, y corroboró las falencias. LA GACETA accedió también a un informe de la situación edilicia presentado al presidente del cuerpo. El reporte sostiene que el edificio muestra “visibles deficiencias, insuficiencias y falta de mantenimiento”. La edificación fue inaugurada en 1977 como nueva sede del Banco Municipal. En 1995 el banco se privatizó (pasó a llamarse Banco San Miguel) hasta que fue comprado por el Banco Tucumán, hoy Macro. La Intendencia funcionó en ése edificio entre 1995 y enero del 2000, cuando al lugar fue transferido al Concejo por una ordenanza.

“Al estar destinado a otros fines, la estructura edilicia no se adecua a las necesidades funcionales del cuerpo. En forma parcial y sucesiva se realizaron una serie de modificaciones y adaptaciones edilicias destinadas a superar urgentes necesidades, sin que haya existido una planificación arquitectónica integral y previa”, continúa el informe. Y agrega: “las limitaciones presupuestarias y falta de recursos provocaron que los pocos arreglos y construcciones no sean los que óptimamente requería el Concejo para su funcionamiento”.

Entre los principales problemas, el informe y los empleados destacaron la falta de aire acondicionado porque el equipo de refrigeración central está obsoleto (es el original del edificio). En las oficinas con salida al exterior, ediles y empleados compraron equipos de aire acondicionado. Quienes están en oficinas internas sin salida al exterior deben conformarse con ventiladores de pie. No hay luces de emergencia, faltan oficinas, el anfiteatro esta deteriorado (al igual que los pasillos y las oficinas del cuarto piso) y los baños públicos del subsuelo están inutilizables.

RESIDUOS. Retiraron escombros de los pasillos por las refacciones.

El informe resalta la necesidad de trasladar las oficinas de Área Social, Enfermería y Tesorería al primer piso o al subsuelo, para facilitar el acceso. Para subir a esos despachos hay dos vías: escaleras angostas o un montacargas.

En cuanto a mobiliario, el reporte destaca la falta de escritorios, sillas, muebles de oficinas, computadoras y de un servicio eficiente de internet. También subraya la ausencia de cámaras de vigilancias y de herramientas para el área de mantenimiento y servicios.

Como hay sólo una sala de comisiones, cuando dos de estos equipos son citados a la misma hora, uno debe trasladarse a Presidencia.

Comentarios