El juez Rozenkrantz pidió terminar con los incentivos para incumplir la ley

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación habló en el cierre del Coloquio de IDEA, en Mar del Plata.

18 Oct 2019
1

En la ciudad de Mar del Plata, durante el cierre del 55 Coloquio de IDEA, habló el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz. El magistrado dijo que las empresas deben adoptar un compromiso constante y visible con el derecho, para terminar con una “espiral descendente” de incumplimiento de las leyes.

Rozenkrantz resaltó que los empresarios tienen tienen la responsabilidad de mostrar que cumplen siempre con el derecho, porque si las empresas ven que sus competidoras lo honran, harán lo propio. “El acatamiento constante y visible del derecho generará las condiciones para una competencia saludable –señaló-, y ese acatamiento debe ser voluntario”, agregó.

El panel en el que expuso el juez llevaba como título “Justicia eficaz, la llave hacia la calidad institucional”. En esa línea, dijo que “la predictibilidad es indispensable porque hace posible la confianza, que a su vez facilita la cooperación y eso se hace más difícil si alguno incumple –advirtió-. En nuestro país tenemos la tendencia a justificar el incumplimiento de las reglas invocando el incumplimiento ajeno. Esto provoca una espiral descendente: el incumplimiento de uno justifica el del otro”, remarcó.

En ese sentido, Rozenkrantz señaló que esa situación puede evitarse rompiendo el círculo del incumplimiento. “si alguien viola las reglas no debe ser visto como una justificación para hacer los mismo”, precisó. Además, en su exposición, se refirió al reclamo de mayor institucionalidad, que fue planteado por los empresarios a lo largo de las jornadas del coloquio que se desarrolla en la localidad balnearia. “Ese pedido tendrá más entidad si las empresas son cumplidoras incondicionales de las normas que se les aplican”, dijo.

En cuanto al rol del Poder Judicial, Rozenkrantz señaló que tiene el exigente deber de aplicar puntillosamente el derecho y las leyes. “El deber de los jueces no es decidir de acuerdo a su propia concepción de lo justo, sino de acuerdo a la justicia que la sociedad consagró en su Constitución y sus leyes –advirtió el magistrado-; si hay jueces que aplican el derecho y no su concepción de lo justo, entonces las decisiones judiciales serán predecibles y los empresarios sabrán a qué atenerse y no habrá incentivos para incumplir”, afirmó.

Comentarios