Pons se llevó la pelota por primera vez en su carrera

Goles que enamoran. "Lucho" hizo tres en la victoria ante Quilmes como visitante. Los goles.

16 Oct 2019
1

CORTÓ UNA RACHA NEGATIVA. Luciano Pons reconoció que el primer gol a Quilmes -logrado con este cabezazo- fue muy importante desde lo personal. foto de matías nápoli escalero (especial para la gaceta)

La luna llena, que brilló el lunes por la noche en la cancha de Quilmes, inspiró a Luciano Pons. El delantero cumplió una soberbia actuación, que coronó marcando tres goles y aportando una asistencia, y se retiró del vestuario con la pelota del partido, firmada por sus compañeros, bajo el brazo, “Lucho” se asemejaba más a un pibe de sonrisa pícara después de hacer travesuras en un potrero que al delantero de 29 años que acababa de marcar el primer “hat-trick” de su carrera profesional.

“En lo personal estoy feliz por llevarme la pelota. Es la primera que disfruto un momento como este. Siempre marqué uno, a lo sumo dos goles por partido, pero nunca tres”, abrió su mini-conferencia de prensa ante una veintena de celulares, grabadores y cámaras que conformaban una puesta en escena inédita en su largo y variado recorrido futbolístico iniciado en Argentino de Rosario, a principios de década.

Semejante repercusión periodística estaba por demás justificada. Hubo festejos para todos los gustos: un cabezazo, un disparo cruzado, y un exquisito y ajustado remate pisando el área posibilitaron la goleada a domicilio por 4-1 de San Martín sobre Quilmes, uno de los dos invictos que quedaban en pie en la Primera Nacional.

En todas las categorías

No es la primera vez que “Lucho” atrae la atención de los medios nacionales. Hace unos meses, con el “Santo” todavía jugaba en la Superliga, el rosarino se convirtió en uno de los pocos jugadores que tienen en su palmarés haber señalado goles en todas las categorías del fútbol argentino, desde Primera “D” a Primera División.

De regreso con el “Santo” a la segunda categoría, Pons tuvo que bancarse ser suplente hasta la cuarta fecha. Contra todo, su voracidad goleadora ha ido in crescendo hasta alcanzar su culmen el lunes en el Estadio Centenario, donde lideró un notable tándem de ataque con Gonzalo Rodríguez (el “Turbo” marcó el restante gol y participó en los tres tantos de “Lucho”, quien a su vez fue el asistente de su compañero).

Con el triplete, Pons mejoró exponencialmente sus números en San Martín, desde su desembarco a principios de la temporada pasada: tiene 11 goles (4 en Superliga y los 7 en Primera Nacional), en 20 cotejos jugados (12 en Superliga y 8 en este torneo). De estos partidos, jugó 17 de titular (11 en Superliga y 6 en la Primera Nacional).

El valor del primer tanto

A la hora de elegir un gol destacó el valor del primero, que cortó una mini racha negativa. “Estaba triste y dolido por los que me perdí en los últimos partidos”, comentó en diálogo con LG Deportiva.

- ¿Fue la mejor actuación de tu carrera?

- Sí, sin dudas. Estoy muy feliz en lo personal y también porque fue muy bueno lo que hizo el equipo. En los dos primeros goles que convertí las pelotas las gana Gonzalo (Rodríguez) exigiendo a los defensores. Es muy importante saber que entre todos nos ayudamos. Hay que seguir por este camino.

- Con el “Turbo” se entienden cada vez mejor…

- Nos vamos sintiendo cómodos con los movimientos. Gonza siempre trata de desbordar. Por suerte nos estamos entendiendo. Esta vez también me tocó jugar por afuera y asistirlo a él, para que marcara su gol.

- ¿Ya empezase a mirar la tabla de goleadores del torneo?

- Sí. La voy viendo. Me puse a uno (de Pablo Magnín, de Sarmiento). Esto es muy largo. Son muchos partidos. Ojalá pueda seguir sumando goles.

- De tus tres goles, ¿con cuál te quedás?

- El primero, porque venía de errar varios goles, especialmente ante Tigre. Ese día tuve dos o tres chances muy claras. Estaba triste, dolido. Sacarme la mufa con el primer gol fue muy importante.

- Definite como delantero...

- Soy un jugador que trata de aguantar mucho la pelota; tiro diagonales para sacar a los defensores de su rol; salgo a pivotear cuando se puede. A eso le sumo el sacrificio que aporto desde hace mucho tiempo. Me tocó jugar en todas las categorías del fútbol argentino. El sacrificio que siempre hice ahora está dando sus frutos.

Virtudes de goleador

Sacrificio, humildad, solidaridad, tres valores que describen a la perfección a Pons, más allá de sus goles. Por eso, Favio Orsi -y su coequiper Sergio Gómez- tuvieron una razón añadida para ser felices en la noche del lunes.

“A Luciano lo conocemos de la época de Flandria. Sabemos de su característica goleadora. Es un jugador muy aguerrido, con mucha solidaridad con el equipo, y cuando está frente al arco es un jugador importante para definir”, respondió Orsi a una consulta de LG Deportiva. Y enseguida elogió al “dúo dinámico” del ataque “santo”, ese que hace soñar en grande a sus hinchas. “Pons y Rodríguez son dos jugadores que se conocen, que se complementan muy bien y que meten presión y mucha intensidad. Eso obligan a los rivales a estar muy atentos”, añadió el entrenador.

Los adversarios de San Martín ya entendieron el mensaje: con un goleador serial como Pons, este equipo va a pelear el ascenso.

Comentarios