Turquía desafía a Europa y a Trump, y avanza sobre Siria

Veloz ocupación del territorio de los kurdos.

14 Oct 2019
1

CON TANQUES. Tropas apoyadas por los turcos llegaron al norte de Siria. reuters REUTERS

ANKARA, Turquía.- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ratificó su intención de continuar la operación militar en Siria hasta controlar la franja de territorio que va desde el río Éufrates hasta la frontera iraquí.

Erdogan se mostró impertérrito ante las críticas internacionales, principalmente europeas y norteamericanas, que reclaman que frene la ofensiva contra las milicias kurdas, que está obligando a miles de civiles a dejar sus hogares para huir de las hostilidades, en lo que se perfila como la peor catástrofe humanitaria en años en la zona.

“Desde el oeste al este, 30 kilómetros adentro, esta es el área y vamos a seguir hasta que lo consigamos. Se lo dije ayer a (primer ministro británico Boris) Johnson y se lo digo a (canciller alemana Angela) Merkel”, desafió Erdogan.

“Las amenazas de sanciones no nos van a parar”, aseguró Erdogan al referirse a las críticas de mandatarios europeos, algunos de los cuales anunciaron la suspensión de venta de materiales bélicos a su país, y del presidente estadounidense, Donald Trump, que también amenazó con “poderosas sanciones” a Turquía por su operación militar en Siria.

El presidente turco apuntó especialmente contra Merkel, jefa de Estado de uno de los países que frenó la venta de armas, y la acusó de aliarse con las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo, que Ankara considera una organización terrorista, que combate en el noreste de Siria.

“¿Estamos juntos en la OTAN o estás con las organizaciones terroristas?”, le cuestionó. Pocas horas antes, Merkel y Erdogan habían hablado telefónicamente sobre la situación en el norte de Siria.

La canciller dijo que, “independientemente de los justificados intereses de seguridad de Turquía”, la ofensiva amenaza con conducir a la huida de una gran parte de la población local y la desestabilización de la región.

Además del drama humanitario desatado por la incursión turca, a los europeos les preocupan los combatientes del Estado Islámico capturados por las Fuerzas Democráticas Sirias (FSD) porque, ante el repliegue de milicias kurdas, los yihadistas podrían escapar y reagruparse o volver a Europa.

Las autoridades kurdas afirman que, para defenderse, debieron reducir la vigilancia sobre 12.000 yihadistas y 70.000 familiares de miembros de EI que afirman tener detenidos, Ayer, las FSD informaron que 785 extranjeros vinculados a EI huyeron del campo de Ain Issa, tras un ataque turco. (Télam)

Comentarios