Faurie afirmó que la Argentina "no ha roto relaciones" con Venezuela

El canciller explicó que nuestro país reconoce a Guaidó como Presidente, pero no se rompieron las relaciones con Venezuela.

12 Oct 2019
1

LA GACETA (ARCHIVO)

El canciller Jorge Faurie aclaró hoy que la Argentina "no ha roto relaciones con Venezuela" tras su reconocimiento como embajadora a la representante del presidente encargado Juan Guaidó, Elisa Trotta Gamus, y advirtió que los diplomáticos de la gestión de Nicolás Maduro "deberían haber partido" porque el plazo de validez de su estadía "está ya agotado".

En declaraciones a radio Mitre explicó que ayer recibió "las copias de estilo o cartas credenciales que la embajadora de Guaidó presentará en los próximos días al presidente (Mauricio Macri), que es el protocolo de reconocimiento como representante del gobierno que la trae de Venezuela del presidente encargado Guaidó".

"Nosotros no hemos roto relaciones. Los estados mantienen relaciones entre sí, con independencia de los gobiernos", dijo y agregó que "no hemos provocado la ruptura de relaciones entre el Estado venezolano y el Estado argentino".

Recordó que luego de que el Grupo de Lima, que integra la Argentina, se pronunció pidiendo a Maduro que se respeten los derechos humanos en su país y apuntó que el relacionamiento comercial entre ambos países "es prácticamente inexistente porque no hay actividad económica comercial de relieve" porque, dijo, "las empresas argentinas que tenían inversiones allí, proyectos de construcción o en el sector petrolero están parados hace ya varios años".

Faurie explicó que todos los países del Grupo de Lima "desconocen" todos los documentos emitidos por Maduro, situación que "viene de hace más de un año y medio".

Además, indicó que desde Argentina "no tenemos relaciones culturales de relieve ni otras de tipo social o deportivo".

"La realidad es que la crisis que vive Venezuela de tal magnitud se transforma en una especie de bomba que liquida toda la actividad conocida de una sociedad organizada", alertó.

Y, ratificó que los funcionarios de Maduro que siguen en la embajada de Venezuela en Buenos Aires "deberían haber partido y estamos haciendo un recordatorio de esto, porque las estadías diplomáticas se extienden por un tiempo de validez que está ya agotado; deben regresar a su país de origen porque no vienen a ser residentes permanentes".

Señaló que, además, la Argentina ha tomado "la decisión no solo de dar una lista de todos los dirigentes venezolanos que tienen fondos acá, que pudieran estar acá de manera encubierta para hacer un seguimiento de esto, sino también el hecho de que no pueden viajar a la Argentina los que son integrantes del gobierno de Maduro".

Faurie apuntó que se trata de "una cantidad de acciones y claramente es el respaldo que damos al presidente Guaidó y a su representante en nuestro país".

Asimismo, la Unidad de Información Financiera (UIF) "tiene indicaciones desde hace más de un año, de que todo dinero ilegalmente habido aquí de venezolanos está sujeto a un posible proceso de seguimiento porque es una operación de financiamiento extraña".

La UIF, agregó Faurie, "tiene reportes de operaciones sospechosas de lavado de dinero, de narcotráfico y esto es lo que hace: seguimiento; estamos atentos a ubicarlos y que este no vaya a financiar cosas extrañas".

Opinión sobre el Frente de Todos

Consultado sobre la posición del candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, sobre Venezuela, el canciller respondió que "hay dos visiones: una que pretende presionar al régimen de Maduro para que respete los derechos humanos, termine con las violaciones y todo lo que se hace para recuperar la democracia en Venezuela. La otra visión, ésta en apartarse del Grupo de Lima, deberán explicar ellos porque el Grupo de Lima reúne a los principales países de la región".

"Yo creo que cuando uno calla lo que el otro está haciendo mal, de algún modo se transforma en cómplice, eso sin duda", completó.

También observó que "al interior del Frente para Todos hay visiones contradictorias que tendrán que explicarles a los argentinos para el momento del voto o si llegaran al gobierno pudieran ser causa de divisiones".

Faurie recordó que 56 los países reconocen a Guaidó como presidente y explicó que el Grupo de Lima es "un conjunto de países latinoamericanos que presiona al régimen de Maduro, para que respete los derechos humanos, que termine con esta serie trágica, no solo de violaciones masivas sino de muertes en número creciente que se están provocando con ejecuciones ilegales dentro de Venezuela".

Estas violaciones, agregó, "están claramente registradas por la alta comisionada de derechos humanos de Naciones Unidas, la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet".

"Los países del Grupo de Lima coordinamos todas las acciones posibles para que la presión conduzca a elecciones dentro de Venezuela, para que se liberen a los presos políticos y sobre todo, para que se restablezcan condiciones de mínima dignidad con acceso a ayuda alimentaria, a los medicamentos", añadió. (Télam)

Comentarios