Más de 190.000 civiles huyen en Siria, ante la ofensiva turca

Se redoblaron los ataques aéreos y de artillería contra milicias kurdas en el noreste de Siria.

12 Oct 2019
1

CON LO PUESTO. Familias enteras se desplazan con lo que pueden cargar, para escapar de los bombardeos. Reuters

DAMASCO, Siria.- Fuerzas de Turquía avanzaban sin tregua ayer, en el noroeste de Siria, en el tercer día de una guerra contra los combatientes siriokurdos que ya forzó a más de 190.000 civiles a abandonar sus hogares, según la Cruz Roja kurda, y permitió el escape de cinco milicianos del Estado Islámico (EI) de una cárcel, de acuerdo a lo denunciado por los siriokurdos.

Desde Washington, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó preparar sanciones “significativas” contra Turquía para disuadirlo de atacar indiscriminadamente contra civiles y por dejar escapar a combatientes de la milicia fundamentalista Daesh (Estado Islámico, EI), detenidos en su guerra contra las milicias sirio-kurdas.

Al anunciar esta decisión, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, explicó que las sanciones no se activarán de inmediato y su objetivo será “disuadir a Turquía de seguir con su acción militar ofensiva en el noreste de Siria”.

Pese a las amenazas, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ratificó que seguirá adelante con la masiva ofensiva militar contra las milicias siriokurdas, a las que su gobierno considera terroristas.

“Estamos recibiendo amenazas desde izquierda y derecha para que detengamos este camino. Se lo dije a Trump y se lo digo al resto: no daremos marcha atrás. Occidente y Estados Unidos nos acusan de matar a los kurdos. Los kurdos son nuestros hermanos. Nuestra lucha es contra los grupos terroristas”, afirmó en referencia a las milicias siriokurdas, según el diario turco “Daily Sabah”.

En la zona fronteriza entre Siria y Turquía, los tanques, aviones y la artillería turcas continuaron avanzando sobre territorio vecino.

En medio de los bombardeos turcos, de un nuevo ataque con coche bomba de Daesh, en una ciudad aún en control de los siriokurdos y los combates con artillería entre Turquía y las milicias locales, el saldo de víctimas seguía siendo incierto.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una organización opositora al gobierno sirio de Bashar al Assad, con sede en Londres, que sigue la guerra civil desde hace ocho años, informó que siete civiles fallecieron ayer, lo que eleva el saldo de víctimas mortales a 17 en los primeros tres días. Además, se estimó que al menos 54 milicianos siriokurdos y 42 combatientes de los grupos armados proturcos que acompañan al ejército también murieron.

Las dos grandes preocupaciones que esbozaron las potencias occidentales y las Naciones Unidas, hasta ahora, son la profundización de la crisis humanitaria en Siria y la liberación de combatientes de Daesh.

El director de salud de la Media Luna Roja kurda, Serwam Bery, denunció que ya más de 190.000 personas se convirtieron en desplazados internos por los bombardeos y combates.

La mayoría se está yendo hacia el norte, en dirección a las ciudades más alejadas de la frontera, fundamentalmente Al Hasaka.. (Télam)

Temas

Siria
Comentarios