Desde Jujuy: cuentos teatralizados en una “varieté de emociones”

El grupo Olor a Rico escenifica tres relatos en Pangea. Una propuesta con contenido político.

12 Oct 2019 Por Fabio Ladetto
1

DE LAS LETRAS AL ESCENARIO. Olor a Rico aborda distintas experiencias.

Se anuncia como un espectáculo para reír, aterrorizarse y reflexionar. Para reforzar la idea, Olor a Rico agrega que se trata de una “varieté de emociones”. El colectivo artístico jujeño vino a Tucumán a participar del Festival Intergaláctico de Escritores (Fideo) y a presentar sus versiones teatrales de tres cuentos esta noche en el bar cultural Pangea: “Pombero y yo”; “La carga” y “Por ellas”.

En todas las propuestas actúan Mariana Méndez y Paula Carvallo, a quienes se suman Emmanuel Ayala y Franco Fernández en la última obra. “Cada texto funciona por separado; sin embargo, implementamos el formato del varieté, donde los conectaremos mediante presentadores que introducirán al público en las diferentes historias y harén de puente entre ellas”, señala Méndez.

Se autodefinen como integrantes de un Grupo Dependiente del Teatro, en un juego de palabras clásicas de la actividad escénica: “nos reconocemos independientes en nuestra practica y nuestra gestión pero entendemos que dependemos mucho emocionalmente del arte, no nos imaginamos un mundo sin él”.

Las emociones que se prometen están encerradas en los relatos. “Pombero y yo” incluye una narración que acompaña y guía la puesta en escena, que se centra en la escritora ficticia jujeña Flora Pizarnik, quien no es tan reconocida como quisiera, y el personaje mítico de la siesta norteña, en un contexto de terror escrito por Rodrigo Moltoni.

En “La carga” ya hay un pasaje completo del texto literario. Fernández es el autor, y anticipa que su cuento está planteado en un territorio post apocalíptico y de conflicto bélico, como parte del libro SinSentidos. “Hay una relación de ambivalencia dicotómica entre dos personajes: la cautiva que despierta un día encerrada en una torre sin recuerdos, y la captora a la odia por ser responsable de su encierro pero es la única persona que conoce, y que la cuida y protege. Busco plasmar el conflicto filiopaternal entre el hijo y el padre, ese odio-amor que se genera”.

“Por ellas” (creación colectiva de las actrices) parte de dos pequeñas niñas que van creciendo y enfrentando sus miedos, sus juegos y sus realidades, para descubrir sus pasiones y sus deseos futuros, interrumpidas por un personaje que captura sus ilusiones y corta sus sueños.

“Fue una investigación interesante, tuvimos que aplicar diferentes métodos para visualizar desde el cuerpo lo que está escrito, definir espacios y tiempos con herramientas teatrales sin atentar contra el material base y el sentido que cada escritor quiso poner en su obra. Hubo que trabajar también desde la escucha y proponer acorde a lo que se va descubriendo”, precisa Carvallo.

Desde Olor a Rico la propuesta es “sensibilizar y repensar la sociedad en la que estamos viviendo”. “Consideramos que todo teatro es político, sin ninguna duda, en la medida en que constituye un mensaje y una carga ideológica, incluso a veces posicionándose como estandarte de las luchas y movimientos sociales. El arte es un mensaje con intención política, y no escapa a la subjetividad del autor que también está atravesado por un contexto tanto social como cultural y político”, concluyen.

Comentarios