A los concejales se les acaba el tiempo para sesionar

El mandato de los ediles electos para el período 2015-2019 finaliza el próximo 22: quedan cinco días hábiles antes del recambio de bancas.

11 Oct 2019
1

ARCHIVO

A los concejales que asumieron para el período 2015-2023 les queda poco tiempo. Como los ediles que resultaron electos en las elecciones provinciales asumen el 22 de octubre, a la conformación actual del Concejo le quedan cinco días hábiles para tener la última sesión.

El presidente del Concejo, el peronista Armando Cortalezzi, explicó que el último debate en el recinto se realizará la semana que viene. El temario incluirá, en principio, el proyecto de ordenanza para regularizar la situación de los edificios sin final de obra por faltas al Código de Planeamiento Urbano, siempre que se corrijan las fallas.

“Queda una sesión para hacer. En principio entrarían los temas que habían quedado pendientes de la sesión que se había convocado y que se debió postergar”, afirmó Cortalezzi. “Nos queda poco tiempo pero lo vamos a hacer”, enfatizó el peronista.

La última sesión del Concejo fue el 25 de julio, hace dos meses y 14 días, para aprobar subas de tarifas: los concejales aumentaron el boleto de colectivos (llevándolo de viaje de $ 19,30 a $ 24), el viaje en taxis (la bajada de bandera pasó de $ 25 a $ 30) e incrementando un 58,3% los cánones y tasas municipales llevando el Urbano de $ 1,30 a $ 2. Este año, los concejales sesionaron seis veces. El opositor Ricardo Bussi y el aliado al municipio, Agustín Romano Norri, coincidieron en la necesidad de sesionar.

Agenda pendiente

En la sesión aplazada de comienzos de septiembre estaba previsto el tratamiento de tres proyectos con incidencia en las edificaciones. Una de las iniciativas propone un régimen para regularizar la situación de los edificios construidos y finalizados hasta diciembre de 2016, que pese a no contar los certificados de final de obra y de habitabilidad por violar el Código de Planeamiento Urbano, están habitados. El objetivo del texto es permitir, realizando refacciones para otorgar los “aptos”, que los propietarios de los departamentos puedan escriturar y que los inquilinos puedan contar con la instalación de los servicios en regla, y no de manera precaria.

El otro proyecto ordenaba quitas de tasas municipales por la construcción de cubiertas o terrazas verdes (incluye a los jardines verticales) en los edificios de la ciudad.

En el rubro excepciones, los peronistas Juan Luis Pérez y María Belén Cruzado Sánchez firmaron dos iniciativas que proponen modificar las ordenanzas 4.345 y 4.346 (ambas de 2010). Las normas vigentes prohiben que los establecimientos educativos y de salud emplazados dentro de las cuatro avenidas puedan encarar obras de ampliación. Durante nueve años, el Concejo autorizó estas construcciones a través de normas de excepción. Si se aprueba los proyectos propuestos, ya no regirá la prohibición.

La conducción del Concejo había asegurado también que aprobarían antes del final del mandato los pliegos para licitar las líneas de colectivos 3, 8 y 18, y también una ordenanza para que se imponga un plazo a la regularización de licencias de taxis del Servicio Único de Transporte Público de Pasajeros (Sutrappa).

A los ediles con mandato 2015-2019 les quedan cinco días hábiles para sesionar.

Proyectos pendientes

1. Habilitación edilicia

El régimen para regularizar los cerca de 30 edificios habitados pese a no tener los aptos de Catastro Municipal es impulsado por el presidente del cuerpo, Armando Cortalezzi. Si no se trata hasta el 22 de octubre, quedará a consideración de los nuevos concejales.

2. Presupuesto 2020

Las ordenanzas establecen que la Municipalidad tiene plazo hasta el 15 de octubre para remitir el proyecto de Presupuesto del año siguiente. El Concejo solicitó, por la devaluación, que se le asigne para el año que viene $ 621 millones, un 40% más que este año.

3. Cuenta de inversión

Entre los pendientes, se encuentra la Cuenta de Inversión 2018: se trata del informe donde se registra cómo ejecutó el intendente, Germán Alfaro, los $ 5.549 millones del presupuesto 2018. El año pasado, la oposición rechazó la Cuenta de Inversión 2017.

Comentarios