César Milani podrá dar hoy su versión sobre el crimen de Ledo

El debate comenzará a las 9.30 en el TOF.

10 Oct 2019
1

Milani en la época en la que encabezaba el Ejército. REUTERS

Hoy a las 9.30 empezará el debate oral y público de los supuestos delitos de lesa humanidad cometidos contra el soldado riojano Alberto Ledo el 17 de junio de 1976 en Monteros, casi tres meses después del golpe de Estado. Por estos hechos rendirán cuentas el ex jefe del Ejército kirchnerista, César Milani, y el ex capitán Esteban Sanguinetti. Ambos imputados tendrán la oportunidad de tomar la palabra este jueves, lo mismo que la madre y la hermana de la víctima, Marcela Brizuela y Graciela Ledo, quienes prestarán declaración testimonial. La audiencia será sustanciada por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán (TOF) que integran los camaristas Gabriel Casas (presidente), Carlos Enrique Jiménez Montilla y Enrique Lilljedhal (subrogante).

Este juicio de altísima sensibilidad, por las circunstancias y los protagonistas, se desarrollará durante los jueves y viernes, y se extenderá posiblemente hasta finales del mes próximo, según los cálculos de fuentes familiarizadas con el expediente. Ello quiere decir que el juzgamiento de Milani, uno de los funcionarios más polémicos del Gobierno de la ex presidenta y candidata a vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, coincidirá con el tramo final de la campaña electoral y los comicios del 27 de octubre. Por la sala de la calle Chacabuco 125 de esta capital pasarán más de 40 testigos del caso del conscripto, que es uno de los 129 jóvenes desaparecidos en la dictadura mientras hacían el servicio militar obligatorio, de acuerdo a la investigación del capitán fallecido José Luis D’Andrea Mohr.

En el juicio, la acusación estará a cargo del fiscal federal subrogante ante el TOF, Pablo Camuña, y del funcionario Agustín Chit. Como representantes de las partes querellantes actuarán Pablo Gargiulo, por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, y Adriana Mercado Luna, Viviana Sonia Reinoso y María Elisa Reinoso, por las familiares de Ledo. La funcionaria y defensora oficial ad hoc Vanessa Lucero representará a Sanguinetti mientras que el defensor oficial Adolfo Bertini hará lo propio respecto de Milani.

Papeles “extraviados”

La investigación desplegada por el fiscal federal Nº1, Carlos Brito, atribuye a Milani, entonces subteniente del Batallón de Ingenieros de Construcciones 141 del Ejército Argentino, la confección del acta de deserción falsa de Ledo (falsificación ideológica de un documento público) y el encubrimiento de las violaciones de derechos humanos que aquel habría padecido. La acusación se apoya sobre copias certificadas puesto que las actuaciones administrativas originales desaparecieron del Ministerio de Defensa de la Nación.

Sanguinetti carga con el reproche mayor. Según el Ministerio Público Fiscal, en su condición de capitán del Batallón de Ingenieros 141 habría participado en la privación ilegítima de la libertad y en el homicidio calificado (por alevosía y con el concurso premeditado de dos o más personas) del conscripto. El parte de prensa distribuido por el TOF indica que el imputado ejercía un cargo intermedio en el batallón y que, al momento de la desaparición de Ledo, estaba a cargo del grupo por ausencia de los jefes inmediatos. El legajo militar de Sanguinetti refiere que este había sido asignado a la zona de operaciones de Tucumán entre el 20 de mayo 1975 y el 17 de julio de 1976, con funciones en principio civiles (mantenimiento y construcción de caminos y rutas provinciales).

Si bien el caso luce simple por el hecho de que hay solamente una víctima y dos imputados, la etapa previa al debate sufrió abundantes marchas y contramarchas hasta que el juez federal Nº2, Fernando Luis Poviña, elevó el proceso al juicio. Pese a que la indagatoria de Milani, quien recibió cuestionamientos por operaciones de espionaje ilegal, había sido requerida a finales de 2014, el interrogatorio recién pudo ser celebrado a comienzos de 2017. El ex jefe del Ejército luego fue detenido y juzgado en otro proceso de lesa humanidad en La Rioja, donde en agosto terminó absuelto y liberado. Además de la causa “Ledo”, el ex jefe del Ejército enfrenta una investigación por supuesto enriquecimiento ilícito.

Comentarios