Fueron a exigir la liberación de extraterrestres

Por una convocatoria en Facebook, un centenar de personas protestó en la entrada de la mítica base militar. Hubo música y cine.

22 Sep 2019

Según teorías y creencias populares, en la famosa base llamada “Área 51”, ubicada en el condado de Lincoln, en Estados Unidos, se guardan secretos militares que incluyen una nave espacial y cuerpos extraterrestres. 

CUSTODIA ESCASA. El acceso a la base militar no tenía un gran despliegue de seguridad: sólo un agente militar con su perro adiestrado se apostaron en el ingreso. reuters

Por ese motivo, luego de una convocatoria por Facebook, un centenar de personas fue el viernes por la noche a ese mítico lugar “para conocer y liberar a extraterrestres”.

En junio pasado, Matty Roberts, un estudiante de 20 años de California creó un evento en la red social con el nombre “Asalto al Área 51, no pueden detenernos a todos”, que sumó rápidamente 1,3 millón de asistentes virtuales. 

GRAN CONVOCATORIA. Una avalancha de medios de comunicación y de visitantes que llegaron en camionetas y en casas rodantes acamparon en dos localidades Rachel y Hiko, cercanas a la base militar. reuters

Tras la inesperada visita del FBI a su casa, el creador del evento decidió cambiar el eje, que dejó de ser “asalto” para ser un encuentro musical promocionado como “Alienstock”, en alusión a Woodstock. 

DISTURBIO. Una mujer fue arrestada luego de intentar ingresar a la base militar. Según la oficina del Alguacil, enfrentará cargos menores. reuters

Por ese motivo, en la curiosa protesta hubo música (se presentó el potente trío Wily Savage), historias de ovnis y extraterrestres, y proyección de películas con la temática. La base norteamericana, que la CIA reconoció su existencia en 2013, no está clasificada como un área secreta. 

GRAN CONVOCATORIA. Una avalancha de medios de comunicación y de visitantes que llegaron en camionetas y en casas rodantes acamparon en dos localidades Rachel y Hiko, cercanas a la base militar. reuters

Sin embargo, todas sus investigaciones y operaciones están consideradas como de “secreto máximo”. (Télam).

Comentarios