Ratifican una denuncia en contra del fiscal Bonari por violencia de género

Edmundo Jiménez, ministro Fiscal, podría impulsar un juicio político contra el funcionario. El domingo, una contadora, de 37 años, había denunciado al investigador judicial ante la Policía por una supuesta agresión.

21 Sep 2019 Por Gustavo Rodríguez
1

FUNCIONARIO. Claudio Bonari, titular de la Fiscalía en lo Criminal I.

Una mujer ratificó ayer en la Justicia una denuncia por violencia de género en contra del fiscal Claudio Bonari. Si bien es cierto que la causa está aún en pleno desarrollo, el expediente pasaría a manos de un juez de instrucción para que investigue el caso, ya que el Código establece que la pesquisa no puede ser desarrollada por un par.

El domingo a la madrugada, una contadora de 37 años se presentó en la Seccional 1ª para denunciar que se había retirado de su domicilio de Barrio Norte después de haber sido agredida por su pareja a la que identificó como el fiscal Bonari.

La mujer, según el parte policial, señaló que el sábado pasado, cerca de las 22, el acusado la agarró del cuello y de las manos para agredirla verbalmente. Dijo que luego de ese hecho, el denunciado le pidió que se retirara del domicilio. Ella tomó a su hijo de ocho meses y se dirigió a la dependencia para realizar su exposición.

La denuncia llegó a la fiscalía de Violencia de Género que conduce el fiscal Ignacio López Bustos. Después de cinco días, la víctima se presentó ayer en Tribunales. Fuentes judiciales indicaron que ingresó por la parte trasera del edificio por temor a cruzarse con el denunciado.

La víctima no sólo ratificó sus dichos, sino que relató otras situaciones que vivió en los últimos tiempos. Si bien es cierto que no trascendieron textualmente la declaración que realizó, existirían indicios para que Bonari enfrente cargos por privación ilegítima de la libertad y malos tratos físicos y psicológicos.

Otro dato importante: la mujer desmintió que no haya aceptado ser revisada por el médico de la Policía para que constate posibles lesiones, sino que aclaró que no lo hizo porque no tenía con quién dejar al menor para que se sometiera a un estudio. Según fuentes judiciales, pidió expresamente que esa situación quedara plasmada en su declaración.

López Bustos, con esa declaración en su escritorio, deberá definir los pasos a seguir. Lo más probable es que solicite a partir del lunes una investigación jurisdiccional, es decir, que un juez de Instrucción lleve adelante la causa, ya que legalmente está impedido a tomar declaración a un par.

El ministro público fiscal, Edmundo Jiménez, confirmó la versión y dijo que ya se está actuando en la causa. “El fiscal interviniente ya tomó la ratificación de la denuncia a la víctima y verá si corresponde solicitar una investigación jurisdiccional. Este caso se investigará como todos los que se reciben, es decir, con seriedad y celeridad. Se dieron todas las garantías para que la denunciante realizara este trámite”, explicó a LA GACETA.

“Desde que se supo de la denuncia se requirió una serie de informes para estar al tanto de lo que suceda. Este paso se da independientemente al desarrollo de la causa”, indicó el jefe de los fiscales.

La noticia generó conmoción en los tribunales de avenida Sarmiento. Jiménez podría hasta pedir que el funcionario sea sometido a un juicio político por haber quedado involucrado en un caso de violencia de género. Esta situación se podría impulsar hasta antes de que se defina su situación procesal. Bonari asumió como fiscal en agosto de 2016. A lo largo de estos tres últimos años fue acusado por el gremio que de empleados por malos tratos. Desde el MPF confirmaron que varios empleados pidieron ser trasladados por tener problemas laborales con el fiscal.

“No ejercí violencia física ni psicológica, fue una discusión”

El fiscal de Instrucción, Claudio Bonari, rechazó la acusación en su contra por violencia de género. Su pareja, Y.J.G., ratificó ayer  en tribunales penales una denuncia, que días antes había  realizado ante la Policía por agresiones.

“Esa noche (por el momento del hecho denunciado), la madre de mi hijo se colocó en la puerta con el bebé en brazos para impedir que salga del departamento. Me recriminaba que tenía un amante, cosa que no es cierto. También me atribuía que quería quitarle al bebé, que tampoco es cierto. Además, me exigió otras cosas para que me permitiera salir de la casa”, expresó el funcionario judicial.

Bonari señaló que no le había levantado la mano a la ex pareja y que, en momentos de la discusión, había llamado a familiares para que intervinieran ante la situación de conflicto. “Mi madre de hizo presente, y ella se retiró con sus padres”, describió.

“Jamás ejercí violencia física ni psicológica. Se trató de una discusión de pareja, como ocurre en otras relaciones. No hubo agresión”, insistió el letrado. El domingo, la  mujer realizaría la denuncia ante la Policía.

“Nuestros abogados se comunicaron en el inicio de la semana para establecer el régimen comunicacional (de visitantes, con el fin de establecer el vínculo con el menor). A través de los abogados, me dijeron que ella se habría arrepentido, que no había sido su intención hacer esto (por la exposición pública). Además, habría tenido la intención de retractarse”, indicó el denunciado.

La ex pareja denunció al titular de la Fiscalía en lo Criminal I, ante la unidad especializada en Violencia de Género en el cierre de la semana. “Esa noche le dije que se quedara en el departamento, pero no aceptó el ofrecimiento. Quería que me quedara. Me ha forzado a mantener una relación que ya no deseo tener y que había dado por terminada, situación que atraviesan muchas parejas (...) Mediante su abogada, me había dicho que iba a desistir de la denuncia. Al parecer está influenciada por alguien por que lo hizo luego, y desconozco los motivos también. Sólo espero que la causa siga por una línea objetiva, con base en pruebas y sin presiones externas. Pero mi intención es que esto se desarrolle por los carriles de la razón y el entendimiento, pese a las diferencias que existan”, remarcó el fiscal.

“Amo a mi hijo y soy un padre presente. Pero ello no significa que me someteré a presiones de cualquier índole”, hizo hincapié el funcionario judicial.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios