!-- /1418175/lgt_nota_topbanner -->

Combaten el HLB eliminando “mirtos”

La Municipalidad de Yerba Buena apoya la lucha contra la enfermedad cítrica.

21 Sep 2019
2

PELIGRO. Los “mirtos” son utilizados como plantas ornamentales. FUENTE: AFINOA

El municipio de Yerba Buena se incorporó al sistema de monitoreo de Diaphorina citri, el insecto vector que transmite el Huanglongbing (HLB), la enfermedad que mata a las plantas cítricas.

Después de varias reuniones, se materializó el compromiso de Yerba Buena de colaborar en la lucha contra el HLB. Todos los actores que intervinieron se reunieron días pasados en la sede la Municipalidad para informar en qué consiste esta acción que encaran junto a Afinoa, el Senasa y la Experimental Obispo Colombres (Eeaoc). Por el municipio asistieron el intendente, Mariano Campero, y el Director de Medio Ambiente, Claudio Graña; el gerente técnico de Afinoa, Rodrigo Galíndez; el encargado del Programa de Prevención y Erradicación del HLB del Senasa, Emiliano Grignola; en representación de la Eeaoc, asistió Lucrecia Augier, y la productora citrícola Diana Chediack.

Luego de la reunión se inició la colocación de las trampas junto a un cartel explicativo. Se dispusieron 25 trampas en esta primera etapa, en plantas de naranjo de zona urbana. Las trampas serán reemplazadas cada 15 días y analizadas por técnicos de la Sección Zoología Agrícola de la Eeaoc.

“Capacitamos a cuatro empleados en la Estación Experimental. Uno estará abocado al recambio de las trampas, y el resto al monitoreo de “mirtos” para poder identificar esta planta, que es un hospedero del HLB, y comunicarnos con los vecinos para solicitarle su erradicación”, comentó Graña.

“Es importante saber que, en la mayoría de los países, primero se detectó HLB en plantas urbanas y luego en las quintas cítricas comerciales. Por eso, le pedimos a los vecinos su colaboración cuidando las trampas para poder reponerlas y analizarlas en el laboratorio”, expresó Augier.

“Desde Afinoa agradecemos a Yerba Buena por su predisposición y al Senasa y a la Eeaoc por su colaboración; invitamos a los otros municipios a replicar esta acción”, agregó Galíndez.

La Municipalidad de Yerba Buena colaboró en la erradicación de seis ejemplares ubicados en el interior de los jardines de viviendas.

Por su parte, Grignola dijo que la erradicación de los “mirtos” es una medida preventiva y que existe una ley nacional que prohíbe la producción, comercialización y traslado. En tanto que Diana Chediack opinó que “sería catastrófico que esta enfermedad llegue a Tucumán; hay 50.000 puestos de trabajo directo. La citricultura es una actividad necesaria para la generación de empleo”, agregó.

Comentarios