Pidieron la elevación a juicio de la causa por el asesinato de Facundo Ferreira

Podrían condenar a prisión perpetua a los integrantes de la fuerza.

20 Sep 2019

La polémica causa de Facundo Ferreira, el niño presuntamente asesinado por dos policías en marzo del año pasado, volvió a estar en el ojo de la tormenta. Es que la fiscalía a cargo de la doctora Adriana Giannoni, pidió la elevación a juicio y acusó a los implicados de homicidio con alevosía. 

El planteo de la querella fue muy crítico con el accionar policial y debe ser resuelto por el juez Facundo Maggio. La acusación puede dividirse en tres partes:   

- Los policías Mauro Gabriel Díaz Cáceres y Nicolás Javier González Montes de Oca, fueron acusados como autores de homicidio agravado con alevosía, en abuso de su función como miembros integrantes de las fuerzas policiales. Sólo por esta acusación, en caso de ser condenados, podrían recibir prisión perpetua, ya que es uno de los delitos más graves previstos en el código penal. 

- La fiscalía además los acusa de incumplimiento de sus deberes como funcionario público porque entienden que ambos tergiversaron la escena del crimen para que no saliera a la luz la verdad. 

- Por otro lado, la querella también afirma que no le brindaron al menor de edad auxilio en tiempo y forma, y que l ocultaron a los médicos la verdadera información sobre cómo había sido herido. Además de no hacer las gestiones necesarias para que el niño fuera trasladado al Centro de Salud (hospital más próximo al lugar del hecho), y no al Padilla como finalmente ocurrió. 

CON SU ABUELA. El menor de edad con la abuela. Una foto del recuerdo de su nieto. LA GACETA/ ARCHIVO

La doctora Giannoni pidió el sobreseimiento del chico que acompañaba a Facundo al momento del crimen, porque en ese momento era menor de edad y, por lo tanto, inimputable. A pesar de eso reconoció que el adolescente portaba un arma calibre 22 y que efectuó disparos contra el personal policial, pero que lo hizo para resguardar su vida, ante el brutal ataque de los uniformados.   

Por el momento, sólo uno de los acusados (Montes de Oca) fue detenido y separado de la fuerza, no por este hecho sino por haber sido hallado robando. Además se comprobó que tenía cocaína y marihuana en su organismo al momento del ataque. Resta saber qué pasará con el otro policía implicado, quien cumple tareas administrativas desde aquel día.  

El caso Ferreira resultó ser muy polémico por la cantidad de versiones que circularon luego del crimen. En medio, la familia de la víctima denunció amenazas por parte de la Policía, para abandonar la investigación. 

PEDIDO DE JUSTICIA. La familia de Facundo Ferreira. LA GACETA/ ARCHIVO

El pedido de la fiscala representa un nuevo paso procesal en la causa. Quién tendrá la última decisión será Maggio. 

El caso

Facundo Ferreira fue asesinado la madrugada del 8 marzo de 2018, tras recibir un tiro en la nuca en la zona de El Bajo. Tenía 12 años. 

En aquel momento, los policías Mauro Díaz Cáceres y Nicolás González Montes de Oca aseguraron que perseguían a Facundo, que circulaba en moto con Juan, otro menor, de edad cuando los chicos comenzaron a disparar y por eso, respondieron. 

Mayo: la fiscala envió a Salta y a Chaco varias muestras para que sean peritadas por especialistas. Mientras tanto, se conoció oficialmente que los policías, en marzo, demoraron más de una hora y media para denunciar el hecho en que se produjo la muerte de Facundo; y que las primeras medidas fueron tomadas por los compañeros de los uniformados y no por la División Homicidios.

Junio: Después de reunir los indicios en su contra, la fiscalía citó a declarar a los uniformados como imputados. Recurrieron a recursos procesales para no presentarse en tribunales y sus declaraciones se suspendieron al menos dos veces. La fiscala los amenazó con hacerlos declarar con la fuerza pública.

Julio: la fiscala imputó por homicidio agravado a Díaz Cáceres (autor del disparo) y a González Montes de Oca (como partícipe necesario). Ellos negaron su participación en el hecho y decidieron no responder las preguntas. La fiscala pidió su detención, pero el juez Rougés -que no es el que entiende en la causa- rechazó el planteo.

Los familiares de la víctima denuncian que fueron amenazados por compañeros y familiares de los sospechosos.

Un policía que estaba en disponibilidad se presentó en la Justicia para denunciar que allegados a los imputados le ofrecieron reincorporarlo a la fuerza si aceptaba amenazar a los familiares de Facundo. Dijo además que se comprometieron a entregarle un arma para que realizara el acto intimidatorio. Giannoni solicitó nuevamente la detención de los acusados, pero el juez Facundo Maggio, quien entiende en el caso, rechazó el planteo.

Agosto: en un confuso episodio, policías del servicio 911 realizaron un procedimiento en la casa donde había vivido Facundo. Los familiares denunciaron que los uniformados dispararon contra la propiedad y que mataron de un balazo a “Sultán”, el perro de Facundo. Ante este nuevo hecho, la fiscala solicitó que se les dicte la prisión preventiva a los dos imputados por considerar que entorpecerían la investigación, puesto que continuaban en la fuerza. Maggio volvió a rechazar el planteo. Giannoni, con apoyo de la querella, apeló la resolución.

FACUNDO FERREIRA. El menor de edad asesinado en El Bajo, en marzo de 2018. LA GACETA/ ARCHIVO

Septiembre: González Montes de Oca fue detenido por haber arrebatado una cartera en Lastenia. La fiscala Reynoso Cuello consiguió que se le dicte la detención por este caso. El jefe de Policía, comisario (r) José Díaz, ordenó que el sospechoso quede en situación pasiva.

A los días de haberse producido el robo, la madre del uniformado se presentó en la casa de la víctima para pedirle que retire la denuncia. Los representantes legales de la familia aseguraron que los acusados utilizaban ese modus operandi para amenazar a las víctimas.

Los abogados de Andhes presentaron ante el Ministerio de Seguridad un escrito para solicitar que Díaz Cáceres, tal como lo indican las normas, sea pasado a pasividad porque está imputado por homicidio. En el Gobierno rechazaron el planteo.

Octubre: Maggio aceptó el pedido de Giannoni para que González Montes de Oca sea detenido por el crimen del menor. Entendió que al haber quedado disponible no tenía estabilidad laboral y podría fugarse.

Las fiscalas Reynoso Cuello (por el caso del robo de la cartera) y Giannoni (por el crimen del niño) solicitaron por separado que se le dicte la prisión preventiva. Dos magistrados deben resolver el planteo.

Comentarios