Una ráfaga de goles, uno por bando, lo único para destacar en el clásico rosarino

Central y Newell's igualaron 1-1, en un partido demasiado estratégico y con pierna fuerte. La "Lepra" pegó primero en el complemento, pero casi ni festejó: dos minutos después el "Canalla" igualó.

15 Sep 2019
1

LUCHADO. Central y Newell's no pudieron sacarse ventaja, en un duelo cerrado con pocas llegadas. TÉLAM

El clásico rosarino entre Rosario Central y Newell's finalizó igualado 1 a 1 en el estadio Gigante de Arroyito, en un duelo que caminó por la senda de la fricción y casi nada de fútbol vistoso.

Apenas los goles para rescatar. Apenas los goles que llegaron así pegados, uno encima de otro en el segundo tiempo, para rescatar.

Cristian Lema abrió el marcador para la “Lepra”, pero no hubo casi tiempo para el festejo de la visita, porque Claudio Riaño, dos minutos después, a los 22 minutos, empató para el “Canalla”.

Por cómo se dio el juego, en cuanto a cuál de los dos pegó primero, Central zafó de la derrota. Pero no hubo más que eso: se sabe, los clásicos rosarinos suelen ser de hacha y tiza y pocas acciones vistosas.

Comentarios