Progreso sostenido en las inferiores de los “Decanos”

El futuro está en sus manos.

15 Sep 2019 Por Miguel Eduardo Décima
1

TRÍO EN ACCIÓN. Gabriel Díaz, Omar Vallcaneras y Cecilio Soria son los captadores que tienen los “Decanos”. la gaceta / fotos de Ines Quinteros Orio

Aunque su trabajo comenzó hace muchos años atrás, desde 2018, oficialmente, Omar Vallcaneras se puso al frente de la captación de juveniles para conformar los distintos planteles de Atlético que participan en los torneos de AFA. Junto con él trabajan Cecilio Soria y Gabriel Díaz.

“Hace 30 años que estoy en el club y pasé por distintas funciones en el fútbol amateur. Hoy me toca captar juveniles de distintos puntos del país. Entre los jugadores que tuve a mi cargo cuando se vinieron a probar estuvieron César Montiglio y Pablo Hernández, que vino de Racing, pero que en el medio no se lo conocía mucho”, dijo Vallcaneras.

El experimentado entrenador considera que con el advenimiento de Atlético a Primera división de la AFA, el trabajo de quienes manejan el fútbol amateur “decano” se potenció. “Luego del ascenso que se consiguió en noviembre de 2015, el club estuvo obligado a realizar un profundo replanteo en el manejo de las inferiores. La participación de los chicos en los torneos de la AFA hizo que tuviéramos que formar planteles que estén a la altura de los prestigios del club. Tuvimos que formar siete dotaciones. En los últimos tiempos se nos agregó PreAFA, donde ya estamos interviniendo”, señaló.

Cantidad y calidad

Vallacaneras reconoce que en los primeros tiempos, se priorizó más la cantidad de los planteles que la calidad futbolística de los chicos. Ahora, que el proceso está por entrar en el quinto año, ya empezamos a ser puntuales en este último aspecto del juego. Lo ideal es que cada técnico tenga una dotación de 25 jugadores para trabajar en el día a día. Con esa cantidad, los responsables de cada grupo puede desarrollar sus tareas con comodidad.

Considera que los espejos que los chicos tienen son los profesionales. “Es que desde el mismo momento que ponen un pie en el complejo, tienen como meta emularlos a ellos. Pero, nuestra primera misión es formarlos socialmente y luego adosarle los conocimientos tácticos-técnicos. Ese el manual que manejamos todos los que tenemos la responsabilidad de ser forjadores de futbolistas”, aseveró.

Vallcaneras admite lo gravitante que significó que Atlético haya accedido a torneos internacionales. Eso terminó potenciando sus tareas en las divisiones inferiores. “Cuando se concretaron esos objetivos, se duplicó el interés de los chicos por formar parte de nuestros proyectos futbolísticos. El crecimiento en ese aspecto fue sostenido, por lo que son constantes los llamados de chicos de distintos puntos del país que quieren venir a Atlético. Un ejemplo de lo que afirmo es que desde enero está en el club Juan David González, que es clase 2002, que nació en Usuahia y estuvo jugando en Vélez. Es tremenda la convocatoria que tenemos cada vez que realizamos citaciones especificas de puestos que necesitamos cubrir en los distintos planteles”, acotó.

Vale señalar que, regularmente, el grupo se traslada a puntos específicos del norte del país para hacerles pruebas de suficiencia a los chicos que recomiendan los distintos informantes que tiene el club. Estos están en Las Termas, Lamadrid, Graneros, Amaicha del Valle, Taco Ralo, La Cocha, Rosario de la Frontera, El Galpón (Salta), Metán y Chumbicha (Catamarca), entre otros lugares.

Caso singular

El coordinador señaló luego que, lo novedoso que ocurrió en los últimos tiempos, “fue que chicos que son oriundos de nuestra provincia y hace tiempo se fueron a jugar a clubes de Buenos Aires, mostraron su clara intención de sumarse a nuestros planteles. Eso hace que se profundice el filtro que deben pasar para fichar en el club. Eso nos da la pauta que nuestro trabajo se fue jerarquizando con el paso del tiempo”, aseveró.

Comentarios